Diálogo Práctico. Gandía Solidaria. Jueves, 27 de octubre a las 20:30 Los recientes acontecimientos que han devastado enormes superficies del planeta (tsunami, incendios, inundaciones y los recientes huracanes) han disparado los debates sobre ecología.

Ya no se trata sólo de un tema a debatir por los científicos, responsables del medio ambiente, políticos o industriales. A todos nos afecta el tan mentado “cambio planetario” sea o no exclusivamente climático, con todas sus consecuencias.

Sabemos de la gran responsabilidad que a todos nos incumbe cuando se trata de los “malos tratos” que inflingimos a nuestra madre Tierra. Sabemos que es difícil exigir responsabilidades cuando las cosas no son propiedad de las personas, y desgraciadamente, son escasísimas las que conciencian que la Tierra es de todos, que sus bienes son nuestros bienes y que sus males son nuestra propia desgracia.

¿Deberemos creer en los accidentes naturales?¿En los fuegos que se encienden espontáneamente, en la tormenta tropical que le da por convertirse en huracán, en el rayo que cae en un día de tormenta? También es duro reconocer esta aparente arbitrariedad de la Naturaleza. ¿O tal vez no hay tanta arbitrariedad y la Tierra intenta transmitirnos un mensaje especial?

Diferentes tradiciones de grandes civilizaciones, y el mensaje de muchos pueblos indígenas de la Tierra nos hablan de una relación, un vínculo más profundo que el ser humano debería mantener con el planeta Tierra. Incluso científicos como James Lovelock y Lynn Margulis han desarrollado esta teoría de considerar al planeta Tierra como un “Ser vivo e inteligente”. Es posible que la Tierra manifieste sus quejas ante los humanos que poco y nada se ocupan de ella en cuanto a Ser Vivo.

Es posible que su creciente desertización sea una medida represiva para quienes no tienen en cuenta lo que significaría una Tierra vacía, yerma... con sólo unos seres que jamás podrían reproducir la obra destruida. ¿No es un crimen atentar contra la Tierra Viva que nos substenta? Reproducimos a continuación unos fragmentos de la Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú Tum: “Desde nuestro origen, los pueblos indígenas hemos considerado a la tierra algo sagrado. Ella nos da la vida y es el eje de nuestra cosmovisión, por lo que la respetamos y la veneramos. Hemos heredado de nuestros abuelos una convivencia armoniosa con la naturaleza, lejos de pretender someterla como si fuéramos sus dueños.

Para nosotros, la madre tierra no es sólo una fuente de riqueza que nos da el maíz, es decir, la vida. La tierra es también raíz de nuestra cultura. Ella contiene nuestra memoria, acoge a nuestros antepasados y requiere que la honremos y le devolvamos con respeto los bienes que nos brinda. Hay que cuidarla para que nuestros hijos sigan recibiendo sus beneficios. …reconsiderar nuestra relación con la naturaleza; restablecer el equilibrio perdido por más de cinco siglos, y de volver a considerarnos parte integral de la tierra.

Porque se han vulnerado todos los valores que originalmente poseían nuestros pueblos. Se ha hecho a un lado a la sociedad colectiva ante una sociedad individualizada y materializada, que todo lo convierte en mercancía. Es sistemática la destrucción de bosques, ríos, lagos y mares. Son sistemáticos los atentados a la vida, y nuestra tierra los ha sufrido como nunca en los últimos años. Es urgente que todos los países del mundo impulsen políticas de desarrollo en armonía con la naturaleza. La sabiduría de los pueblos indígenas tiene mucho que aportar, a través de tecnologías que respeten el medio ambiente.

A pesar de que la intolerancia cobra fuerza, es insostenible una sociedad que siga negando la diversidad étnica y cultural. Es inevitable que nuestras culturas milenarias participen en la toma de decisiones sobre el medio ambiente y el desarrollo justo e igualitario, basado en el respeto a la naturaleza, a los pueblos y a los hijos de la tierra. Quien entiende esta relación de armonía, exalta la lucha que se hace por la dignidad humana”. Cada vez con más asiduidad vemos grandes autores defender la Tierra Viva.

Cada día parece avanzar la conciencia ecológica en las personas, especialmente entre los jóvenes. Los españoles, sobre todo los jóvenes, están cada día más sensibilizados con el Medio Ambiente; y esta postura comienza a reflejarse en sus hábitos de consumo. Su inclinación a colaborar activamente ha aumentado considerablemente. La preocupación por el Medio Ambiente cada día es mayor; al menos esto es lo que pone de manifiesto un estudio realizado por la Fundación Entorno.

Pero al mismo tiempo, aumenta la contaminación y el mundo se seca, se vuelve duro e inhabitable para los hombres. ¿Vamos a esperar una crisis total, una hecatombe sin remedio para ponernos en acción? ¡No! Valoremos el actuar a tiempo sin caer en la desidia morbosa del "fin del mundo". Por ello saludamos cualquier iniciativa que nos acerque a una renovada relación con nuestro entorno, con nuestros semejantes y con la Madre Tierra.

Incluso en instituciones como el “College of Education and Human Services" dependiente de la Universidad Estatal de Utah, se hacen recomendaciones como las siguientes: "¿Cómo puedo ayudar a resolver estos misterios atmosféricos? Tú y tu familia podéis hacer mucho para ayudar ahora y en el futuro. Como estudiante, puedes aprender todo lo posible. Como miembros de la comunidad, tu familia puede hacer todo lo posible por proteger recursos naturales importantes como los árboles, el agua y el aire limpio. Las sugerencias de 'Ayudando a la madre Tierra' de esta guía pueden ayudaros con algunas ideas iniciales para reciclar, usar menos productos químicos tales como pesticidas, y tener cuidado con el uso de la gasolina y la energía eléctrica.

También tú puedes comenzar a trabajar con miras a una carrera en matemáticas, ciencias o tecnología. ¿Te gusta trabajar con rompecabezas o resolver misterios? ¿Es importante para ti la salud de la Tierra y de su atmósfera? ¿Te entusiasma pensar que estás haciendo algo bueno por la Tierra? Estas cualidades son un buen comienzo. Si te gustan los retos, puedes trabajar para convertirte en biólogo, químico, físico, ingeniero, especialista en computadoras o astrónomo. Los cartógrafos, maestros de ciencias, matemáticos y muchos tipos diferentes de técnicos, también desempeñarán papeles importantes en el cuidado esmerado de nuestra preciada atmósfera.

A continuación se encuentran algunas actividades que tú y tu familia podéis probar para ayudar a la madre Tierra:

* ¿Cierras el grifo de agua mientras te cepillas los dientes? Si dejas correr el agua, es posible que uses hasta 1.3 litros. Si te cepillas los dientes dos veces al día, en un año puedes usar hasta 950 litros de agua. ¿Cómo podremos usar menos agua cuando nos lavamos las manos?

* El anhídrido carbónico ayuda a crear el 'efecto de invernadero intensificado'. Por cada litro de gasolina que un coche usa, este emite 11´7 kg de anhídrido carbónico a la atmósfera. Para ayudar a evitar aumentos en el anhídrido carbónico en la atmósfera, camina o usa tu bicicleta cuando puedas, en lugar de ir en coche.

* Un árbol maduro puede consumir casi 6 kg de anhídrido carbónico en un año; no obstante, cada año se destruyen 28 millones de acres de bosque tropical. Sólo en los Estados Unidos, anualmente se cortan 300.000 acres de árboles, pero en la década de 1.980 sólo se plantó un árbol por cada cuatro cortados en las ciudades y pueblos. Los árboles absorben el anhídrido carbónico en la atmósfera; el plantar más árboles podría retardar el calentamiento global. ¡Planta un árbol!

* Si tu hogar tiene un lavaplatos, gradúalo de manera que pase por alto el ciclo de 'secado caliente' para ayudar a ahorrar energía. Si lavas los platos a mano, enjuaga todos los platos a la misma vez, en lugar de dejar correr el agua, mientras los enjuagas uno a uno. Esto ayudará, y mucho, a ahorrar agua".

Fuentes: - Delia Steinberg Guzmán: “Arde la Tierra” - http://www.tierramerica.org/biodiversidad - http://teacherlink.ed.usu.edu

* * * * * “Si tuviéramos que tolerar a los demás todo lo que nos permitimos a nosotros mismos, la vida sería insoportable”. -Georges Courteline-

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar