En un colegio del sur de Italia un maestro de primaria tenía por costumbre mandar a los alumnos que escribieran una carta a Jesús.

De la colección de cartas recogidas en varios años, esto es un extracto de algunas joyas de estos "filósofos enanos".

Cartas de los niños a Jesús

1.- Querido Jesús:
En la catequesis nos han dicho todo lo que haces.
Pero cuando estás de vacaciones, ¿quién te sustituye?
Marina.

2.- Querido Jesús:
En carnaval me voy a disfrazar de diablo. No te importa, ¿verdad?
Miguel.

3.- Querido Niño Jesús:
¿Tú cómo sabías que eras Dios?
Carlos.

4.- Querido Jesús:
¿De verdad eres invisible o es sólo un truco?
Juan.

5.- Querido Jesús:
¿La jirafa la querías hacer así o fue un accidente?
Patricia.

6.- Querido Niño Jesús:
Cuando tu padre hizo el universo, ¿no era mejor que en vez del domingo hubiera descansado los días de cole?
Enrique.

7.- Querido Niño Jesús:
Está bien que hagas tantas religiones, ¿pero no te confundes nunca?
Francisco.

8.- Querido Niño Jesús,
¿El Padre Mario es amigo tuyo o sólo es un compañero del trabajo?
Antonio.

9.- Querido Niño Jesús:
Me gusta mucho el padrenuestro.

¿Se te ocurrió enseguida o lo tuviste que hacer varias veces?

Yo siempre que escribo algo lo tengo que repetir.
Andrea.

10.- Querido Niño Jesús:
Me gustaría saber cómo se llamaban tu buey y tu mula.
Valentina.

11.- Querido Niño Jesús:
¿Los pecados los marcas en rojo como la maestra?
Clara.

12.- Querido Jesús:
¿Cómo es que hacías tantos milagros antiguamente y ahora ya no los haces?LA BELLAINOCENCIAIIIJacobo.

13.- Querido Niño Jesús:
¿Tú las cosas las sabes antes de que se inventen?
Daniela.

14.- Querido Jesús:
Cuando hiciste al primer hombre, ¿funcionaba bien como nosotros ahora?
Tomás.

15.- Querido Niño Jesús:
Si no llegas a extinguir a los dinosaurios no habríamos tenido sitio nosotros.

Lo has hecho muy bien.
Mauricio.

16.- Querido Jesús, te mando una poesia:

"Te quiero porque con lo que nos das
Vivir nos harás,
Pero me tienes que decir
¿por qué nos dejas morir?"

Daniel (8 años)

17.- Querido Niño Jesús:
Yo soy italiano, ¿y tú?
Roberto.

18.- Querido Niño Jesús:
Gracias por el hermanito, pero yo lo que había pedido era un perro.
Gianluca.

19.- Querido Niño Jesús:
¿Cómo es que no has inventado ningún animal en los últimos tiempos?

Tenemos los de siempre.
Laura.

20.- Querido Niño Jesús:
Por favor, pon un poco de vacaciones entre Navidad y Semana Santa.

Es que ahora en medio no hay nada.
Marco.

21.- Querido Niño Jesús:
Por favor, mándame un cachorrito.

Nunca te he pedido nada, lo puedes comprobar.
Bruno.

22.- Querido Niño Jesús:
Me gustaría que hicieras gente que no se rompa tanto.

A mí ya me han puesto tres puntos y una inyección.
Sandra.

23.- Querido Niño Jesús:
A lo mejor Caín y Abel no se mataban si hubieran tenido una habitación cada uno.

Con mi hermano funciona.
Lorenzo.

24.- Querido Jesús:
Si de verdad volvemos a vivir, por favor no me hagas como a Annalisa Beccacci, que es una  antipática.
Diana.

25.- Querido Jesús:
Hace mucho que espero la primavera pero todavía no ha llegado.

¡No te la olvides!
Silvia.

26.- Querido Jesús:
No te preocupes por mí. Yo miro siempre a los dos lados antes de cruzar.
Marco.

27.- Querido Niño Jesús:
Para mí la máquina de coser es uno de tus mejores inventos.
Rosana.

28.- Querido Niño Jesús:
Seguro que para ti es dificilísimo querer a todos en todo el mundo.

En mi familia sólo somos cuatro y yo no lo consigo.
Violeta.

29.- Querido Niño Jesús:
A veces pienso en tí aunque no esté rezando.
Ricardo.

30.- Querido Niño Jesús:
Si me miras el domingo en la iglesia, te enseño mis zapatos nuevos.
Miguel.

31.- Querido Jesús:
De todos los que trabajan contigo yo prefiero a S. Pedro y S. Juan.
Rino.

32.- Querido Niño Jesús:
Me llamo Andrés y mi físico es bajo, delgado, pero no soy debilucho.

Mi hermano dice que tengo una cara horrible, pero me alegro, porque así no tendré una mujer que me esté molestando siempre y contándome chismes.
Andrés.

33.- Querido Niño Jesús:
Ya no me he vuelto a sentir sola desde que he descubierto que existes.
Nora.

34.- Querido Jesús:
Hemos estudiado que Tomás Edison descubrió la luz.

Pero en la catequesis dicen que fuiste tú.

Yo creo que te robó la idea.
Daria.

35.- Querido Niño Jesús:
No creo que pueda haber un Dios mejor que tú.

Bueno, quería que lo supieras, pero no creas que te lo digo porque eres Dios, ¿eh?
Valerio.

36.- Querido Niño Jesús:
¡Qué listo eres!

Todas las noches consigues poner las estrellas en el mismo sitio.
Caterina.

37.- Querido Niño Jesús:
¿Sabes que me gusta mucha cómo has hecho a mi novia Simonetta?
Mateo.

38.- Querido Niño Jesús:
Yo creía que el naranja no pegaba con el morado.

Pero luego he visto el atardecer que hiciste el martes.
¡Es genial!
Eugenio.

Traducción: Javier Rodríguez Val
- - - - -
RENUNCIO...
Con la presente, expongo mi renuncia a ser adulto.

He decidido aceptar la responsabilidad de tener seis años nuevamente.

Quiero navegar barquitos de papel en un estanque y hacer anillos tirando piedras al agua.

Quiero pensar que los dulces son mejor que el dinero, pues se pueden comer.

Quiero tener un descanso y poder pintar con acuarelas.

Quiero salir cómodamente de mi casa sin preocuparme cómo está mi cabello.

Quiero regresar a mi casa, a la hora de la comida, y que alguien corte mi carne.

Quiero recostarme a la sombra de un viejo roble, y vender limonada con mis amigos en un día caluroso de verano.

Quiero abrazar a mis padres todos los días, y enjugar mis lágrimas en sus hombros.

Quiero regresar a los tiempos donde la vida era simple…

Cuando todo lo que sabía eran colores, tablas de sumar y cuentos de hadas; y eso no me molestaba, porque no sabía que no sabía y no me preocupaba por no saber.

Cuando todo lo que sabía era ser feliz porque no sabía las cosas que preocupan y molestan.

Quiero pensar que el mundo es justo. Que todo el mundo es honesto y bueno.

Quiero pensar que todo es posible.

En algún lugar de mi juventud maduré y aprendí demasiado.

Aprendí de armas nucleares, guerras, prejuicio, hambre y de niños maltratados.

Aprendí sobre las mentiras, matrimonios infelices, del sufrimiento, la enfermedad, el dolor y la muerte...

Aprendí de un mundo donde saben cómo matar y lo hacen.

¿Qué pasó con el tiempo en que pensaba que todo el mundo viviría para siempre, porque no entendía el concepto de la muerte, excepto cuando perdí a mi mascota?

Cuando pensaba que lo peor que podía pasar era que alguien me quitara mi pelota de jugar o me escogiera de último para ser su compañero de equipo.

Cuando no necesitaba gafas para leer.

Quiero alejarme de las complejidades de la vida y excitarme nuevamente con las pequeñas cosas una vez más.

Recuerdo cuando era inocente y pensaba que todo el mundo era feliz porque yo lo era.

Caminaría de nuevo en la playa pensando sólo en la arena entre los dedos de mis pies y la caracola más bonita que pudiera encontrar, sin preocuparme por la erosión y la contaminación.

Pasaría mis tardes subiendo árboles y montando mi bicicleta hasta llegar al parque, sin la preocupación de que me secuestren.

No me preocupaba el tiempo, las deudas, o de dónde iba a sacar el dinero para arreglar el coche.

Sólo pensaría en qué iba a ser cuando fuera mayor, sin la preocupación de lograrlo o no.

Quiero vivir sencillamente, nuevamente.

No quiero que mis días sean de computadoras que se inhiben, de la montaña de papeles en mi escritorio, de noticias deprimentes, ni de cómo sobrevivir unos días más en el mes, cuando ya no queda dinero en la cartera.

No quiero que mis días sean de facturas de médicos o medicinas.

No quiero que mis días sean de chismes, enfermedades y de la pérdida de seres queridos.

Quiero creer en el poder de la sonrisa, del abrazo, del apretón de manos, de la palabra dulce, de la verdad, de la justicia, de la paz, los sueños, de la imaginación...

Quiero creer en la raza humana y quiero volver a dibujar muñecos en la arena…

¡Oh, sííí! Quiero volver a mis seis años nuevamente…

¡Sí!, y ya está decidido.
- - - - -

YO NO ENTIENDO A LA GENTE GRANDE...

Yo no entiendo a la gente grande…

Porque tapa la luz del Sol.

Quitan las flores de las plantas para dejarlas marchitar en un jarrón y enjaulan a los pajaritos.

LA BELLAINOCENCIAVIPorque han pintado todas las cosas de gris y han llenado el cielo de antenas y chimeneas.

Yo no entiendo a la gente grande…

Porque se creen importantes, por el solo hecho de ser grandes. Porque no me dejan caminar descalzo, ni chapotear en la lluvia.

Porque me compran juguetes y no quieren que los use porque se rompen.

Yo no entiendo a la gente grande…

Porque le han puesto nombre difícil a las cosas sencillas. Porque se pegan entre ellos o pasan la vida discutiendo.

Porque quieren empleos importantes y pasan la vida sentados en sillas.

Yo no entiendo a la gente grande…

Porque no sienten el placer de perder el tiempo mirando alrededor y son incapaces de dar vueltas en un carrusel.

Porque cuando me porto mal me amenazan con una inyección y cuando me enfermo, me dicen que una inyección me va a poner bien.

Yo no entiendo a la gente grande…

Porque quieren que coma con horarios y no cuando tengo hambre.

Porque cuando pregunto algo no me contestan, porque soy muy chico y cuando pido un chupete, me dicen que soy un grandullón.

Yo no entiendo a la gente grande…

Porque siempre se hacen los lindos o serios.

Porque dicen mentiras y ellos mismos no se las creen.

Porque cada vez que mienten me doy cuenta y sufro mucho.

Yo no entiendo a la gente grande…

Porque me dicen miedoso y ellos me hablaron de cuco y fantasmas.

Porque me piden que sea buenito y me regalan para jugar, revólveres, dardos, flechas y escopetas.

Porque han llenado la casa de cristales, porcelanas y cosas que se rompen y ahora resulta que no puedo tocar lo que veo.

Yo no entiendo a la gente grande…

Porque perdieron las ganas de correr y saltar.

Porque olvidaron las cosas que tanto les gustaba de chicos.

Porque antes de reírse la piden permiso al reloj.

Yo no entiendo a la gente grande…

Porque cuando hago algo malo, me dicen: "no te quiero más", y tengo miedo de que me dejen de querer en serio.

¿Yo siempre me pregunto, ellos si se entenderán?

Fuentes:
http://deilusionesyfantasia.blogspot.com
http://www.enbuenasmanos.com
* * * * *
"La fuerza más fuerte de todas es un corazón inocente".
-Víctor Hugo-

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar