La verdad y otras cuestiones cotidianas

"El artista debe ser un verdadero oficiante, un intérprete de la Naturaleza, un hábil mediador entre las ideas perfectas y los hombres.

Esa es su misión:

despertar el alma de sus observadores, y no solo su admiración".
Delia Steinberg Guzmán

"Y este cielo que ves, ni es cielo ni es azul.
Lástima grande que no sea verdad tanta belleza".
(Poema medieval)

Admiramos porque reconocemos nuestra ignorancia y queremos huir de ella. Buscamos el conocimiento para saber y no para que nos reporte ninguna utilidad o beneficio...

Todas las palabras están dichas, todos los gestos hechos y todas las posibilidades contenidas en este gran laboratorio alquímico que es el mundo.

Platón expulsa de la "República", su modelo ideal de ciudad, a los imitadores…

A esos "artistas" que entienden el arte como "episteme", como conjunto de reglas apoyadas en un conocimiento científico, ya sea sensible o sutil, expulsó Platón de su República porque "…la imitación trasciende las costumbres, se convierte en una segunda naturaleza y, poco a poco, se toma el tono, el gusto y el carácter de aquellos a quienes se imita", "…si uno de esos hombres (poetas-artistas «1»), hábiles en el arte de imitarlo todo y de adoptar mil formas diferentes, viniese a nuestra ciudad para obligarnos a admitir su arte y sus obras, nosotros le rendiríamos homenaje (…), pero le diríamos que nuestro Estado no puede poseer un hombre de su condición (…), y nos daríamos por contentos con tener un poeta y recitador más austero y menos agradable, si bien más útil, que imitara el tono del discurso que conviene al hombre de bien…".

La imitación desfigura la verdad sencilla. La actividad fundamental del hombre es una pasividad, una docilidad que deja que las cosas se muestren y aparezcan tal como son…

"Solo cuando el corazón alcance una calma transparente, el pensamiento cristalizará en palabras jamás dichas y, entonces, cielo y tierra encontrarán nueva materialización en la forma deseada…", aconseja un manual taoísta al aprendiz de poeta.

Esto es lo que constituye la verdadera "poiesis" y, por extensión, cualquier actividad humana, cualquier arte, cualquier "poner en orden".

El libre disponer, inventar o manipular de la subjetividad humana, o bien los "tejemanejes" de la voluntad no constituyen ninguna actividad artística, sino que es el "dejar que aparezca lo que se da", a través de nosotros y mediante nuestras obras, lo que constituye el arte, el hacer.

Y en ese "dejar aparecer" reside el contenido de la verdad. Y la belleza es ese "seguir" o des-velar, ese momento de brillantez en que aparece la verdad.

Así, verdad y belleza solo se pueden concebir, desde un punto de vista tradicional, jaELARYLBAILmás desligados entre sí ni entendidos como una simple cuestión estética.

Estamos en un mundo en donde la trascendental belleza se ha separado de la trascendental verdad.

Estos "trascendentales", en vez de estar unidos, como creen Platón y san Agustín, entran, en la mentalidad moderna, utilitarista y sectaria, en una discordancia cada vez más aguda; el problema (uno de ellos) del hombre moderno (el "homo psychologicus" y "economicus") es que para él, el lugar de la verdad es el juicio (razón).

Así, tendríamos que poder decir sin turbaciones que una obra de arte, un gesto o un acto es verdad (y, en consecuencia, bello) cuando el artista o quien sea, al hacerlo, no lo hace porque le da la gana ni movido por ningún interés personal o debido a un arrebato "creativo", sino porque a través de su "hacer" aparece o se desvela lo que está oculto tras los ropajes de la falsedad (el mundo de las formas o de la literalidad), haciéndolo, así, manifiesto.

Quienes alcanzan esta divina facultad son hombres verdaderos y "bellos por dentro" (gracia que solo es dada por los dioses «2») (…)

Estos hombres son los poetas, aquellos artistas inspirados que Platón no expulsó de su "República", porque son esos locos "…que poseen un don misterioso del que ellos no son dueños ni conscientes”.

No creer en ese "dios", en esa "cosa" que todo lo une al mismo tiempo que todo lo diferencia es abandonarse a un mundo racionalista en donde las concepciones esenciales del ser se enmarcan dentro del ámbito de la psicología dicotómica, una esquizofrenia colectiva propia del querer y no poder, pero hacer que parezca que sí puedo.

La estrecha mentalidad moderna se pregunta incesantemente:

¿Para qué sirve la inspiración?, ¿da dinero, fama, gloria?, ¿para qué sirven los poetas inspirados?, y sobre todo: ¿qué diablos tiene que ver todo esto conmigo, con la vida cotidiana, con el "día a día" que, al fin y al cabo, es lo que importa?

El sistema moderno nos hace creer que todos debemos vivir, o bien del arte, o bien para el arte; esto representa la idea de lo que la vida es: un refinamiento pringoso, simplista, pseudo-romántico y afectado incapaz de ver más allá de lo estrictamente aparente; para el hombre moderno el "estar ahí", en el mundo, representa, simple y llanamente, no perderse nada de aquello que pueda satisfacer los sentidos pensando en ello como exponente máximo de prosperidad y como signo de evolución; pero el principal problema para los humanos, para los hijos del "humus", radica en cómo aprender a vivir con arte.

La idea de vivir con arte nos remite necesariamente a la idea de lo sagrado; vivir con arte es, ante todo, un hecho espiritual que toma como soporte o como medio, y nunca como, fin lo corpóreo.

Ya lo hemos dicho antes: vivir con arte significa constituir originalmente el mundo en cada acto y situación, un rito iniciático solo para poetas-artistas.

Como los sabios taoístas que, quietamente sentados, sin hacer nada –aparentemente–, observan vehementemente los símbolos fundamentales, el lenguaje de la metafísica.

Observar vehementemente significa contemplar; simboliza el acto divino de creación.

El sabio conoce las causas y los principios, mientras el experto conoce los aspectos particulares; los expertos para desarrollar su trabajo, que también es su arte, deben conocer el qué de las cosas, mientras que los sabios conocen el porqué y así participan de lo universal. El sabio ve la eternidad en un abrir y cerrar de ojos, y a todo el mundo de una mirada.

"El propósito de las palabras
es transmitir ideas.ELARYLBANG

Cuando las ideas se han comprendido,
las palabras se olvidan.

¿Dónde puedo encontrar un hombre
que haya olvidado las palabras?

Con este me gustaría hablar".
Chuang-Tzu

Notas
(1) Arte, en sentido original poiesis, significa hacer, poner en orden, dejar que aparezca lo que es, lo que se da… Así, el hacer poesías es la manera máxima de "hacer" porque es la manera máxima de dejar que "la cosa" se muestre en la obra.

(2) Sócrates en "Fedón" le pide a Pan, dios del bosque, que le conceda la gracia de ser "bello por dentro"… Sócrates se refiere, naturalmente, al alma, que podríamos entender también como lugar de las Ideas.
José María Gracia

EL ARTE Y LA BELLEZA
"Si quitáis de nuestros corazones el amor a lo bello, nos quitaréis el encanto de vivir".
Rameau

"Arte, verdadero arte, es aquella belleza, armonía pura, que ilumina y eleva, haciendo vibrar lo mejor de nosotros".
Jorge Á. Livraga

"El acceso permanente a los mundos estéticos es privativo de las almas estéticas".
Jorge Á. Livraga

"En cierto modo, la búsqueda de inmortalidad del hombre se satisface en la belleza".
M. Sándalo

"Lo espiritual y lo natural forman un todo invisible. Esto es lo que constituye la particularidad de la obra de arte".
Hegel

"Cuando la luz de la belleza toca el aspecto visible del hombre, se expresa en elegancia.

Cuando se refleja en sus acciones, es cortesía.

Cuando impregna sus emociones y sentimientos, se manifiesta como bondad de corazón… y cuando ilumina las ideas, la belleza es sabiduría".
M. Sándalo

"Aquel a quien la Naturaleza empieza a revelarle su secreto, se siente irresistiblemente atraído hacia su intérprete más digno: el arte".
Goethe

"Cuando percibimos la verdad que radica en la Naturaleza, en la misma alma de las cosas, descubrimos también la belleza que constituye la poesía de la vida, el aspecto poético de la verdad".
Sri Ram

"Los ideales que han iluminado mi camino y una y otra vez me han infundido valor para enfrentarme a la vida con ánimo han sido la bondad, la belleza y la verdad".
Albert Einstein

"La armonía es el alma del mundo".
Pitágoras

"El arte se ha de caracterizar por su contenido trascendente que, en lugar de inducir al hombre hacia lo vulgar y cotidiano, lo ayude a remontarse hacia lo bello en sí".
Delia Steinberg Guzmán

"Las formas del arte son copia directa, revelación inmediata de las ideas divinas, de las ideas que han actuado en la Creación".
María Zambrano

"Nos hacemos semejantes a lo que contemplamos".
Aforismo griego

"El arte puede elevarnos o hacernos vilmente egoístas, fijarnos en un mundo sensible o atraernos hacia las esferas sublimes de la espiritualidad".
Hegel

"Si mirásemos siempre al cielo, acabaríamos por tener alas".
Flaubert

"Si quieres sembrar para la eternidad, siembra en las infinitas facultades del hombre, en su fantasía y en su imaginación".
Carlyle

"El espectáculo de lo bello, en cualquier forma en que se presente, levanta la mente a nobles aspiraciones".
Bécquer

"Todo gran artista es un vórtice de las fuerzas de la vida, y cuanto mejor las domine y las remodele, mayor artista será".
Jinarajadasa

"La belleza reside en el corazón de quien la contempla".
Albert Einstein

"Lo bello es una forma ELARYLBMODsensible de armonía que trasciende los objetos y a la cual el mundo material brinda tan solo un soporte. La belleza es, entonces, la más inmaterial y dinámica de las formas".
Jorge Á. Livraga

"Si se os pregunta: ¿en qué consiste la salud? Decid: en la armonía.

¿Y la virtud?, en la armonía.

¿Y lo bueno?, en la armonía.

¿Y lo bello?, en la armonía.

¿Y que es Dios?, responded aún: la armonía".
Sentencia pitagórica

"Cuando el arte deja de definirse en función de la belleza, entonces se torna tan relativo que puede ser cualquier cosa".
M. Sándalo

"La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte".
Leonardo da Vinci

"No sabremos vivir verdadera, presta y prudentemente hasta que aprendamos a vivir también bellamente".
Jinarajadasa

"Añadamos a nuestra naturaleza la sensibilidad del arte y entonces comprendemos la vida con más profundo significado".
Jinarajadasa

"Golpea tu corazón, que en él está tu genio".
Stuart Mill

"Ni elevada inteligencia, ni imaginación, ni ambas cosas en conjunto hacen al genio. ¡Amor!, ¡amor!, ¡amor! He aquí el alma del genio".
W. A. Mozart

"A veces se entiende por arte la técnica; sin embargo, mientras que a la técnica se llega por medio de la constancia y por acto de la voluntad, al arte se llega por el acercamiento a la perfección interna; esa perfección del alma que no tiene metros para medirse, ni métodos racionales para explicarla, porque está más allá de la materia y la razón".
Leonardo da Vinci

"Crear, ya sea en el orden de la materia o en el del espíritu, es salir de la prisión del cuerpo, es arrojarse al huracán de la vida, es ser aquel que se es. Crear es matar a la muerte".
Romain Rolan

"La misión del artista es echar luz sobre las tinieblas del ser humano".
Schumann

"Si tienes dos panes, vende uno y compra un lirio".
Proverbio chino

"La pintura es poesía muda; la poesía, pintura ciega".
Leonardo da Vinci

Miguel Ángel Padilla. De "El arte y la belleza".

Fuentes:
www.nueva-acropolis.es
http://www.geocities.com/symbolos

* * * * *

"Es el arte una suerte de sacerdocio, de mediador oficiante, de conductor de la conciencia del hombre más allá de la materia obscura, hacia los misterios de la vida en brazos de la belleza. Y es esa sublime Señora –la belleza–, el principio que extrae del corazón la joya diamantina del hombre, pura sabiduría que despierta el alma". (Miguel Ángel Padilla).

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar