"El tío de la Porra"

La Feria (celebrada desde 1310) y fiestas de Gandía, en honor de san Francisco de Borja, tiene lugar entre finales de septiembre y principios de octubre.

 

Comienzan con la comparsa de tambores “Tío de la Porra”, que satiriza al propio Ayuntamiento.

Los actos y actividades de estos días se programan para todos los vecinos y visitantes, de todos los gustos y edades.

Entre otros, hay:

– tracas

– mascletás

– castillos

– tiro y arrastre de animales

– celebraciones religiosas

– campeonatos deportivos

– actuaciones musicales y teatrales de diversa índoleEspectadoras infantiles

Se cierran, como es habitual desde tiempo inmemorial, en esta maravillosa tierra mediterránea, con un increíble abanico de fuegos artificiales, que, una vez más, remarcan el sentido ritmo, colorido y alegría de nuestras inigualables tierras y gentes valencianas.

El 1 de octubre de 2007, el alcalde de Gandia envió al presidente del CVC una notificación del acuerdo alcanzado por el Ayuntamiento de dicha ciudad el 13 de septiembre de ese mismo año, sobre la petición de declaración del tradicional "Tío de la Porra" como Bien de Interés Cultural, en la modalidad de bien inmaterial.

Integrantes del pasacallesLa propuesta presentada fue aprobada por unanimidad por todos los concejales, y dice, entre otras cosas:

"Des de no se sap ben bé quan, però almenys des de 1871, la Fira i Festes de Gandia comença amb el Tio de la Porra, omplint els carrers amb el seu festiu ritme.

Al marge del seu origen, per als gandians el Tio de la Porra és alguna cosa més que un grup de ciutadans disfressats i tocant el tambor.

El Tio de la Porra és soroll de festa i d’il-lusió i una de les poques tradicions centenàries que hem sabut o pogut mantindre.

El Tío de la Porra forma part, doncs, del patrimoni cultural dels gandians".

(Desde no se sabe cuándo, pero al menos, desde 1871, la Feria y Fiestas de Gandia comenzaban con el "Tío de la Porra", llenando las calles con su ritmo festivo.

Al margen de su origen, para los gandienses, el Tío de la Porra es algo más que un grupo de ciudadanos disfrazados tocando el tambor.

El Tío de la Porra es ruido de fiesta y de ilusión, y una de las pocas tradiciones centenarias que hemos sabido o podido mantener.

El Tío de la Porra forma parte, entonces, del patrimonio cultural de los gandienses).

Valores históricos del "Tio de la Porra"

Los orígenes de la celebración conocida como "Fira i Festes" de Gandia se remontan a 1310, año en que Jaime II de Aragón otorgó a la ciudad un privilegio para hacer quince días de feria, bajo la advocación del arcángel san Miguel.

La feria cambió de duración y de fecha numerosas veces, hasta que, en 1671, el Consejo municipal votó a favor de nombrar patrón de la ciudad a san Francisco de Borja, canonizado ese mismo año por el papa Clemente X, y celebrar grandes fiestas en su honor.

A finales del siglo XVIII ya encontramos una serie de bandos y llamamientos municipales, donde se habla de «un Ayuntamiento burlesco que convidaba al público a la fiesta».

Ese Ayuntamiento burlesco desfilaba anunciando cualquier tipo de celebración, como las fiestas patronales, las del Corpus o el regreso del exilio de Fernando VII.

Los orígenes comprobados del Tío de la Porra se remontan a 1871.

Un notario y cronista local, Pasqual Sanz i Forés, escribió un opúsculo sobre las celebraciones que habían tenido lugar en Gandia ese año, con motivo del segundo centenario de la canonización de san Francisco de Borja.

En dicho opúsculo describía un ayuntamiento de farsa, con su alcalde, sus concejales y sus alguaciles, que recorrían la ciudad al son de los tambores, anunciando el comienzo de las fiestas.

Las fiestas en honor de san Francisco de Borja se mantuvieron, incluso, en 1873, durante la Primera República.

En 1898, el programa de festejos incluía un grabado que representaba al Tío de la Porra, casi con la misma apariencia que en la actualidad.

En 1904, en otro programa, escrito en verso, Lluís Català habla de una banda de tambores con uniformes antiguos y barbas postizas, que desfilaba anunciando las fiestas y atronando las calles.

Desde 1934, el desfile se llama "Cavalcada del tio de la Porra".

El Tío de la Porra es el director de una banda de tambores disfrazados con gafas, narices postizas y uniformes disparatados, que algunos consideran de influencia francesa.

Esa indumentaria es el resultado de las transformaciones que, a lo largo del tiempo, han sufrido las distintas comparsas.

La figura del Tío de la Porra representa la transmisión del poder de las autoridades locales al pueblo, para que pueda disfrutar de las fiestas.

Esa transmisión se escenifica cuando el alcalde entrega su vara de mando al Tío de la Porra que, a continuación, desfila con ella por el centro de la ciudad, seguido de sus tambores.

Las comparsas visitan los centros escolares y animan a los estudiantes a cerrar sus libros y a abandonar las aulas, para acudir a la Plaza Mayor, donde les espera un festival pirotécnico.

Actualmente, los festejos tienen lugar a finales de septiembre y principios de octubre.

 

Eclosión de la fiesta, la mascletá

 



La canción que acompaña a los tambores es:

"El Tio de la Porra
menja pa i salmorra (*).

El Tio del Porrí
menja pa i salmorrí".

Notas y conclusiones

(*) Salmorra (pimientos y tomates en salmuera)
Valencianísimo acompañamiento y entretenimiento estimulante para comidas y cenas, a veces meriendas estivales (pan con aceite de oliva y sal y pimiento en salmorra).

Los pimientos verdes han de ser verdes o amarillos, y de paredes gordas, sin granar (jamás rojos o maduros), y los tomates, verdes.

 

Los entendidos dicen que, si no queremos que se reblandezcan y siempre mantengan la dureza y sean crujientes, los pimientos y los tomates se deben coger al atardecer.

También podemos poner guindillas verdes, grandes y sabrosas.

A los pimientos se les debe hacer un corte vertical hasta la mitad, y a los tomates, un corte horizontal profundo.

Preparamos una jarra de tamaño adecuado a la cantidad que queramos hacer, de cerámica, claro, y hacemos una salmuera con agua y sal.

La proporción justa la obtenemos dejando en el fondo de la jarra con cuidado un huevo mediano fresco crudo, y añadimos poco a poco sal removiendo hasta que el huevo comience a flotar.

A continuación, pondremos hierbas, (pebrella, sajolida, hojas de limonero, ramitas de algarrobo, de caña verde, etc.) que le darán el toque campero, un par de limones cortados a cuartos, y una porción de vinagre, entre medio y dos vasos según el tamaño de la jarra, e iremos poniendo los pimientos y tomates.La deliciosa salmuera

A los cuatro o cinco días, cuando el verdor de la hortaliza ha cambiado a un tono amarillento, ambarino y cristalino, ya puede comerse.

¡La salmorra no admite cebolla!
- - - - -
1. Creemos que, antes de iniciarse el procedimiento de declaración del Tío de la Porra como Bien de Interés Cultural, en la modalidad de bien inmaterial, convendría proceder a la declaración de Bien de Relevancia Local.

2. Las leyes 4/1998 del Patrimonio Cultural Valenciano y 7/2004 de Modificación de la anterior hacen una mención especial de los llamados bienes inmateriales o intangibles «como la expresión de las tradiciones del pueblo valenciano en sus manifestaciones musicales, artísticas, gastronómicas o de ocio», para las cuales prevé la declaración de Bien de Interés Cultural y su inclusión en la sección 5.ª del Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano.

Una vez conseguida la declaración de BRL, el Ayuntamiento de Gandía podría dirigirse a la autoridad correspondiente, en este caso la Consellería de Cultura y Deportes, para solicitar la declaración de Bien Inmaterial.

3. El Tío de la Porra y otras muestras patrimoniales de la población de Gandia tienen un enorme interés, como afirma la propuesta aprobada por el Ayuntamiento.

Sería necesario, por parte de las autoridades municipales y también de las de mayor ámbito, hacer actuaciones que permitan no solo el mantenimiento de dichas manifestaciones, sino también su conocimiento y promoción.

4. Este informe se enviará al Ayuntamiento de Gandía, a la Mancomunitat de Municipis de la Safor, a la Federació Valenciana de Municipis i Províncies, a la Diputación de Valencia y a la Consellería de Cultura y Deportes de la Generalitat Valenciana, así como a las entidades e instituciones que lo soliciten.

Fuente:
http://cvc.gva.es/archivos
http://www.comarcarural.com/valencia
* * * * *
"Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo" (Ghandi).

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar