Las palabras y las expresiones tienen más historia de la que somos conscientes.

El inesperado o gracioso origen de estas y algunas...

otras expresiones se cuenta a continuación. Los dichos (también llamados "dichos populares") expresan un concepto similar al del modismo o la locución adverbial, siendo en ocasiones difícil distinguir entre estas tres expresiones.

En el idioma español, el acerbo de dichos que enriquecen la lengua, se ha ido aquilatando a lo largo de los siglos alcanzando en la actualidad no menos de 1.500 según recogen algunos especialistas.

¿Por qué le decimos Pepe a los José?

¿Por qué las mayúsculas O y K significan que todo está bien?

¿Por qué se les dice "cornudos" a aquellos cuya pareja les ha sido infiel?...

"No hay tu tía"
Es una expresión que suele usarse ante los hechos consumados. Al oírla, el oyente comprende que no hay esperanza de cambio.

Pero, ¿qué tiene que ver la tía de uno en todo este asunto?

Ocurre que "tu tía" viene de la mala interpretación de atutía o tutía, término que significa "la costra que queda en la chimenea del horno después de procesar ciertos minerales".

Con esta mezcla, se preparaba (en tiempos en los que no había una farmacia en cada calle, abierta las 24 h), un ungüento que, como contenía óxido de cinc, favorecía la cicatrización.

Y "no hay tutía", se usó a partir de entonces como sinónimo de "no hay" o "no tiene remedio".

"¿Por qué Fuck?"
Se dice que FUCK tiene también un origen lejano. En la antigua Inglaterra, los matrimonios sólo podían tener sexo si el Rey los había autorizado a ello.

Quienes deseaban tener un hijo, pedían entonces permiso al monarca, cuyo consentimiento se materializaba en una placa que los amantes debían colgar en su puerta mientras tenían relaciones.

La leyenda con que se declaraba conformidad al acto decía "Fornication Under Consent of the King" (cuyas iniciales dan "F.U.C.K.").

Aparentemente, el acortamiento se lexicalizó, y hoy es una palabra usada mucho más allá de las fronteras inglesas.

Esta versión, sin embargo, no es aceptada por todos. Hay etimólogos que sostienen un origen menos pintoresco, pero más fundado.

Argumentando que la práctica de convertir acrónimos en palabras aparece por primera vez en el siglo XX, plantean que fuck tiene que ser la derivación de la antigua palabra danesa fokken, que entre otras acepciones tiene, precisamente, la de copular.

"OK"
Algo parecido ocurrió con OK. Una versión muy popular asegura que la expresión se generó durante la Guerra de Secesión norteamericana.

Cuando las tropas regresaban a sus cuarteles sin ninguna baja, ponían en una gran pizarra '0 Killed' (cero muertos).

De ahí provendría la expresión 'O.K.' para decir que las cosas salieron bien o que todo está en orden.

Sin embargo, también en torno a esta explicación hay cierta controversia, porque a los estudiosos les parece más plausible que OK sea la abreviatura de "Oll Korrect".

Aparentemente, en el contexto de las contiendas políticas de la década de 1.840, en las ciudades de Boston y Nueva York, se difundieron una serie de acrónimos graciosos, intencionadamente mal escritos, que se usaban para descalificar al enemigo.

Uno de estos acrónimos (sin duda, el sobreviviente más vital de entre todos ellos) era OK. Se dice entonces que OK surge en primer lugar de "Oll Korrect", pero que pasa a la historia porque también reflejaba las iniciales de "Old Kinderhook", el apodo del candidato Martin Van Buren.

Este doble significado justificaría que los demócratas hayan adoptado el nombre de OK para su club político.

"Pepe"
Hasta aquí, todo muy peculiar. Pero el vínculo más difícil de sospechar es, seguramente, el que une a los "José" con su apodo "Pepe".

Resulta ser, que en los conventos, durante la lectura de las Sagradas Escrituras, se referían a San José como 'Pater Putatibus' y luego, por simplificación, como 'P.P.'
Así nació llamar 'Pepe' a los José.

Otra derivación religiosa, aunque relacionada con las vicisitudes de la traducción, explica la existencia de una línea famosa (pero algo desconcertante, si uno lo medita un poco), del Nuevo Testamento:

"Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, a que un rico entre al Reino de los Cielos".

Al parecer, Jesús no quería llevar el símil a un punto tan extremo cuando escogió la palabra kamelos.

Pero San Jerónimo, el traductor del texto se dejó llevar por el mensaje de la "imposibilidad", e interpretó kamelos como camello, cuando, en realidad, en griego kamelos es una soga gruesa con la que se amarran los barcos a los muelles.

Mucho más coherente, ¿no es cierto?

"Cornudo"
Casi tan remotamente, pero no tanto, en los países nórdicos de la antigüedad, los gobernadores de las comarcas podían, por su condición de tal, seleccionar a las mujeres con las que deseaban intimar.

Cuando esto ocurría, la puerta de la casa donde se encontraba el gobernador con la mujer elegida, era adornada con los cuernos del alce, en señal de su presencia.

Si la mujer estaba casada, su marido mostraba felizmente a sus vecinos el adorno, orgulloso por la visita del gobernador a su humilde morada. Y así surgió la popular expresión:

"Te pusieron los cuernos" o "Eres un cornudo". Sólo que hoy en día, genera de todo, menos deseo de jactarse".

"Estar de buena o mala Luna"
- Al Sol le llaman Lorenzo y a la Luna Catalina:
Copla popular española.

El Sol y la Luna fueron los primeros dioses adorados por todos los pueblos. Los celtas, hablaban de un dios primigenio y solar al que se referían como Lug, partícula que nos legaron y derivo en muchos topónimos como Lugo (Galicia, España) y nombres como Lorenzo.

Los griegos hablaban de la diosa lunar Hecate y por ella Kat quiere decir luz. Con el tiempo derivo en nombres como Catalina.

Estar de buena o mala Luna: modismo relacionado con la supuesta influencia que ejerce la Luna sobre la mente humana.

Dada la rapidez con que la Luna se desplaza por el Zodiaco (28 días), permaneciendo poco tiempo en cada signo, se le hace responsable de los cambios súbitos de humor.

Cuando esta aliteración del carácter se hace crónica, a ojos de los observadores, se decía que el sujeto era un lunático, que había perdido el juicio o tenia un humor muy voluble.

"Ladrar a la Luna"
Modismo que significa manifestar ira contra persona o cosa a quien no se puede ofender ni causar daño alguno, o amenazar inútilmente.

Alude a los perros que, sobre todo en las noches de luna llena, se encaran y ladran a la Luna. No se conoce el motivo de esta costumbre.

Quizá sientan una amenaza, o por herencia de sus antepasados los lobos que, según se dice, aúllan a la Luna.

"Luna de Miel"
Esta expresión proverbial se aplicaba originalmente al primer mes de matrimonio, en el que supuestamente todo es agradable y dulce.

En la actualidad hace referencia solo al tradicional viaje que realizan los recién casados. Parece que la expresión proviene de un antiguo proverbio árabe:

La primera luna después del matrimonio es de miel y las que le siguen, de absinto o amargas, como el acíbar. Los árabes contaban los días por lunas o periodos de veintiocho días, casi un mes.

"Más chulo que un ocho"
Es una frase que se emplea para decir que alguien va muy bien arreglado y con cierto aire de chulería.

Antiguamente, el tranvía número 8 era el que llevaba a los chulapos y las chulapas de Madrid a la verbena de San Isidro.

Como era habitual, iban con sus mejores trajes típicos y es por ello que entonces se aplicaba esta expresión, también, hoy en día, tan habitual en la lengua castellana.

"Traer al retortero"
Retortero significa dar vueltas alrededor.

Andar al retortero equivale a vagar sin sosiego de aquí para allá. Y traer a uno al retortero, traerle engañado con falsas promesas.

Tortera era la rodaja que las hilanderas acomodaban en el remate del huso, de modo que girase con esta para retorcer la hebra.

"Al freír será el reír..."
Se utiliza para pronosticar el cumplimiento de un hecho adverso o para reprobar la poca prudencia en la ejecución de una cosa.

Según Sbarbi su origen es el siguiente: En tiempos del rey Felipe IV había en la corte un calderero con fama de tuno. Un pillo se propuso engañarlo, se fue a la tienda y le pidió una sartén.

El calderero le dio una que estaba rota, este no lo notó pero aun así, le dio en pago una moneda falsa; viendo que el comprador se estaba riendo le dijo el calderero:
'Al freír será el reír'.

A lo cual contestó el contrario:

'Al contar será el llorar'.

"¡Apaga y vámonos!"
Este dicho significa que algo toca a su fin.

Hace siglos, en el pueblo granadino de Pitres, dos clérigos aspiraban a una capellanía castrense, y apostaron un día quien sería capaz de decir la misa en menos tiempo.

Como uno oyó al otro comenzar diciendo "Ite, misa est", fórmula litúrgica que antecede a la bendición final, vuelto hacía el monaguillo exclamó:

¡Apaga y vámonos!

"Arrimar el ascua a su sardina"
Esta expresión significa aprovechar toda ocasión en beneficio o interés propio.

En otra época era usual, entre los cortijeros del campo andaluz, dar de comer sardinas a los obreros.

Estos solían disponerse en torno a una fogata; para asar la sardina tomaban el ascua de la lumbre y la iban arrimando al pescado.

El procedimiento debilitaba la fogata hasta el punto de terminar con ella en muchas ocasiones. Las sardinas llegaron a suprimirse del menú pero la expresión quedó en el habla popular.

"Cada palo aguante su vela"
Cada uno se resigne con su suerte; conlleve los trabajos o molestias inherentes a su estado o profesión o sea responsable de sus actos.

Según Iribarren esta expresión es de origen marinero y alude al palo o madero redondo, fijo verticalmente en una embarcación, y destinado a sostener las velas.

"Cargar con el mochuelo"
Este dicho denota que un asunto enojoso y difícil recae sobre alguien contra su voluntad.

Dos jóvenes, andaluz, uno, gallego el otro, entraron en una venta y pidieron cena al posadero. Como este les indicó que sólo disponía de una perdiz y un mochuelo, el andaluz se apresuró a decir que los trajesen.

Y cuando el mesonero sirvió las aves, el andaluz le dijo al gallego:

'Elige, hermano, puesto que la cosa es clara: o te comes tú el mochuelo o yo la perdiz, o yo me zampo la perdiz y tú cargas con el mochuelo'.

"Dar palos de ciego"
Significa el perjuicio que con frecuencia se sigue por proceder sin tino y a lo loco en un asunto delicado.

En el pasado existían juegos que privaban de visión a los participantes, entre ellos podemos citar el de la gallina ciega y el de la piñata, en cuyo festejo vendaban los ojos a los participantes, y estos con un palo, la emprendían a garrotazos contra una vasija pendiente de una cuerda.

Cuando rompían la vasija caía su contenido, consistente en agua o golosinas.

"Dársela con queso"
Significa engañar a uno mediante algún ardid o trampa para conseguir un fin interesado.

Según Julio Casares antiguamente se usaba la expresión "armarla con queso", haciendo referencia a la ratonera en la que se ponía este cebo, considerado como el más apetitoso para los roedores.

"De tiros largos"
Significa ir vestido con lujo.

Procede de que antiguamente en España cada particular podía hacer tirar de su coche el número de caballos o mulas que considerase oportuno.

Pero solamente el rey y la nobleza podían uncir a sus carrozas el tiro delantero a mayor distancia de los demás; distancia que los separaba muchas veces de los tiros traseros mediante cuatro o cinco varas de correas o tirantes, lo que se denominaba tiros largos.

"Dorar la píldora"
Significa dulcificar. Mitigar o disimular una mala noticia.

Según Covarrubias, píldoras eran unas pelotillas medicinales y purgativas, que se toman con la boca y los boticarios suelen dorarlas para disimular el amargo del acibar que llevan por dentro.

"Echar a uno los perros"
Significa acosar y hostigar a una persona.

Procede esta expresión de la costumbre antigua de echar perros a los toros de lidia que se negaban a embestir, para hostigarlos o fatigarlos.

"El parto de los montes"
Significa cualquier cosa insignificante y ridícula que sucede cuando se esperaba algo grandioso e importante.

Procede esta expresión del refrán latino de Horacio:
Parieron los montes y nació un ridículo ratón, que originó la Fábula de Fedro "El parto de los montes", y cuya versión castellana más conocida se la debemos a Samaniego.

"Empinar el codo"
Significa beber mucho vino u otros licores. En otras palabras, ser un borracho.

El hecho de beber, ya sea por un porrón, una bota o un vaso, implica la necesidad de levantar el codo hasta un determinado nivel. De este hecho procede empinar el codo.

"Estar a la cuarta pregunta"
Esta expresión coloquial indica la indigencia y suma pobreza en que se halla una persona.

En los interrogatorios judiciales de otra época era preceptivo formular cuatro preguntas: las tres primeras referentes al nombre, edad, estado, nacionalidad y credo religioso y la última relativa a los bienes del acusado.

Cuando se trataba de una persona carente de bienes, respondía siempre negativamente, declarándose pobre de solemnidad, si el juez insistía el interesado declaraba estar a la cuarta pregunta.

"Estar hasta los topes"
Expresión que se aplica a aquello que se halla demasiado lleno.

El término en sentido marinero significa el palo más alto de cualquier mástil.

También se denomina tope al vigía situado en lo alto de la arboladura.

"Fíate de la Virgen y no corras"
Señala la confianza que debemos tener en la Virgen como intercesora ante Dios.

Su origen puede proceder de un torero que confiando en la Divina Providencia, se comprometía a los mayores peligros sin tomar precaución ninguna para evitarlos y un día tuvo una grave cogida, entonces el público, recordando su imprudencia, le gritó:

'Fíate de la Virgen y no corras'.

"Irse de picos pardos"
Según el diccionario de la Academia, irse de picos pardos es frase con que se da a entender que alguno pudiendo realizar cosas útiles y provechosas, se entrega a las inútiles e insustanciales, por no trabajar.

En su origen esta frase significó irse con una mujer de la vida o moza de partido, y se dijo, porque la ley obligaba a las tales a usar jubón de picos pardos, para distinguirlas de las mujeres decentes.

Fuentes:
http://foro.elaleph.com
http://www.ciudad-real.es
Tres Mil Historias de Héctor Zimmerman
http://www.portalplanetasedna.com.ar
http://www.proz.com/translation-articles
http://www.geocities.com
http://www.funjdiaz.net
* * * * *
"Los medios violentos nos darán una libertad violenta".
-Mahatma Gandhi-

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar