Mucho tiempo antes de que Magallanes, Vasco de Gama o Cristóbal Colón asombraran al mundo con sus descubrimientos y exploraciones navales, existió una época en que China fue una de las naciones más ricas y avanzadas del mundo, capaz de desarrollar una de las flotas comerciales más importantes y eficientes del planeta.

 

Allá por el año 1400, el emperador Yonglè, de la dinastía Ming, consciente de que más del 90% del comercio internacional viaja por vía marítima, mandó construir la flota armada comercial más grande que jamás se hubiera visto. Yonglè había heredado una importante flota de su padre. Además, la organización de grandes armadas o de expediciones navales no era algo extraño en la historia china. Sin embargo, en esta ocasión las flotas enviadas destacaron por su enorme tamaño y por la extensión de sus viajes.

Para este fin, se construyeron unos gigantescos astilleros en la ribera del rio Yangtze, a las afueras de Nanjing, y que curiosamente todavía se conservan.
En mayo de 1403 Yonglè ordenó a la provincia de Fujian la construcción de 137 buques. Tres meses después varias provincias más recibieron la orden de producir otros 200 buques. En octubre se dictó que 188 buques debían ser adaptados para la navegación en alta mar. En total, entre 1403 y 1407, un total de 1681 naves de alta mar fueron construidas o remodeladas. Para cumplir las órdenes del emperador, se construyeron unos inmensos astilleros en Longjiang, cerca de Nankín.

Motivaciones
laflotadel_tesoro_b.jpg

[El mapa Kangnido (1402) es una muestra de los conocimientos geográficos chinos de la época. A la derecha de todo está Corea. China ocupa gran parte del mapa. La India está al sur de China. A la izquierda aparecen África y la Península Arábiga. Sobre África se encuentra Europa.]

Los motivos que impulsaron a Yonglè a emprender semejantes expediciones son diversos y no están del todo claros. Se citan los siguientes:
1 - El principal motivo para emprender estas expediciones, sobre todo al principio, parece haber sido la intención de Yonglè de aumentar el comercio marítimo. Yonglè consideraba que esto era muy provechoso, pues era una fuente de ingresos que no pesaba sobre los campesinos. Además, las conquistas de Tamerlán (gobernante turco-mongol) habían bloqueado el comercio por vía terrestre con Asia central.

2 - Se había extendido el rumor de que el emperador Jianwen no había muerto, sino huido (no se pudo identificar su cuerpo en la toma de Nankín), por lo que estas expediciones podrían haber tenido como objetivo buscarle. Además, si Jianwen estaba vivo e intentando conseguir apoyo en el extranjero, enviar estas expediciones podía constituir una advertencia al extranjero de quién era el verdadero dueño de China.

3 - Las expediciones tenían un marcado carácter diplomático, aspecto importante para Yonglè, que también envió misiones diplomáticas al Tíbet, Nepal, Madrás, la corte de Tamerlán, Japón, Siam, Arabia, etc.

4 - Carácter de exploración, cartografía y proto-científico. Especialmente importante era la búsqueda de animales y plantas exóticos con fines medicinales.

5 - Yonglè podía haber estado oponiéndose a la elite confuciana, que predicaba el aislamiento.

6 - El carácter megalomaniaco de Yonglè parece haber sido crucial también.
Como quiera que sea, la construcción de grandes flotas no era ajena a la historia de China. A modo de ejemplo, la dinastía Song había confiado más en su armada que en su ejército para su defensa, y en la segunda invasión de Japón por Kublai Khan habían participado unos 4500 navíos.

El resultado fue una impresionante flota que se hizo a la mar con casi 30.000 almas y encabezada por la más grande de las naves construida y conocida en aquellos tiempos, el Bao suchuan o barco del tesoro, un majestuoso y lujoso buque fabricado en maderas de teca y caoba que poseía nueve mástiles, midiendo entre 144 y 161 metros de largo y entre 48 y 50 metros de ancho, cinco veces más amplias que las carabelas de Colón (ver foto portada).

Zheng He fue el hombre elegido por el emperador para comandar la Flota del Tesoro, militar, marino y explorador, realizó un total de siete viajes, en los que viajó hasta la India, Persia, Arabia, Mozambique, Sumatra y Java, entre otros.

Unos viajes que no estaban enfocados a conquistar territorio; tampoco distribuían bases navales o intentaban imponer su religión; en lugar de eso, establecían relaciones diplomáticas favorables y solo actuaron militarmente cuando se enfrentaron a gobiernos hostile Pese a la majestuosidad de la empresa y hazaña, esta no produjo importantes beneficios económicos, científicos o sociales como para sustentar sus altos costes… un hecho que, unido a los crecientes problemas económicos y políticos de la época, como fue el declive de la dinastía Ming, supusieron el fin de la inmensa flota.
Mucho se ha especulado sobre qué habría sucedido si China hubiera mantenido estas expediciones navales, pero la realidad es que finalizaron de forma precipitada, lo que sin duda se convirtió en una oportunidad perdida, propiciando así la expansión marítima de Portugal, Holanda y España.

laflotadel_tesoro_c.jpg[Viajes de Zheng he]

Los sucesores de Yonglè no mostraron interés en proseguir esa política de grandes expediciones navales, que consideraron despilfarradora por cuanto el costo de enviar las flotas no era compensado por el valor de los objetos traídos en el viaje de vuelta; la última expedición se organizó bajo el reinado del emperador Xuande. A partir de allí la Armada china se redujo tanto que a finales del siglo XV las costas chinas eran una presa apetecible para los woukou (piratas, mayoritariamente japoneses).
Sus viajes produjeron un importante intercambio diplomático, comercial y cultural con el extranjero. A pesar de contribuir a demostrar la capacidad organizativa y poder tecnológico chinos, no produjeron anexiones territoriales debido a la falta de tradición de colonialismo e imperialismo en China.

... Según cuenta una leyenda oriental…

Un emperador chino proporcionó unos gigantescos barcos a un hombre para que explorase el mundo y regresara a China con los inventos y grandezas encontradas para así mejorar su imperio…

Cuando el marinero regresó de su viaje, volvió desilusionado y contó al emperador:
Mi señor, los mayores descubrimientos ya los hemos realizado nosotros; no hay nada fuera de China que pueda mejorar lo que ya tenemos.

Fuente: http://www.todointeresante.com/ - http://es.wikipedia.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar