El catarro y la gripe constituyen la segunda causa de baja laboral en nuestro país (tras los dolores de huesos y espalda), y nunca faltan a su cita cada año, con la llegada del frío...

¿Qué hacer para prevenir y tratar gripes y catarros? Ya que son las dos enfermedades más usuales en los meses fríos.

La gripe es una infección respiratoria causada por tres tipos de virus, denominados A, B y C. El primero es el que suele producir las epidemias de cada temporada, mientras que el B es responsable de brotes más pequeños y el C origina los casos menos graves o que no presentan síntomas.

El resfriado es otra enfermedad infecciosa, aunque más leve, que afecta a las vías respiratorias. En este caso está provocada por más de 200 virus diferentes. ¿Cuáles son sus principales diferencias? ¿Cómo se transmiten el resfriado y la gripe?

1) La forma de contagio en ambas enfermedades es la misma, la inhalación de gotas del virus procedente de la saliva de personas infectadas (expulsadas al toser, estornudar o hablar), o por tocar algo que previamente había contaminado el enfermo (un teléfono, la toalla, etcétera).

Los síntomas comienzan entre uno y siete días después en el resfriado, y a los dos o tres días en la gripe.

2) ¿Cuándo se pueden contagiar estos virus? La gripe tiene un gran facilidad de contagio. Los adultos pueden propagarla incluso un día antes de empezar a mostrar síntomas y hasta una semana después de haberse contagiado; aunque en los días iniciales es cuando se transmite un mayor número de virus.

En los niños muy pequeños, la capacidad de contagiar a otras personas supera los siete días. Asimismo, hay personas infectadas por el virus que no tienen síntomas y sin embargo pueden contagiar a otros.

En cuanto al resfriado, el momento de mayor peligro de transmisión son los tres primeros días, mientras que a lo largo del desarrollo de la enfermedad el riesgo desciende paulatinamente. Las posibilidades de contagio son enormes puesto que los rinovirus (responsables de la mayoría de los constipados) pueden mantenerse activos fuera del organismo hasta tres horas.

3) ¿Qué podemos hacer para no caer enfermos?

Los siguientes consejos te ayudarán a conseguirlo:

- Abrígate adecuadamente cuando estés al aire libre (con prendas transpirables), sin olvidarte de cubrir bien la boca con una bufanda y usar guantes. Si entras en casa, debes quitarte esa ropa para evitar el exceso de calor y el sudor, que pueden aumentar también el riesgo de infecciones por el cambio de temperatura y fomentar la proliferación de virus en la garganta.

- Aléjate de personas enfermas y de los lugares cerrados o llenos de gente, porque en ellos es más fácil la transmisión de infecciones.

- Evita las corrientes de aire frío: las bajas temperaturas hacen que las mucosas de las vías respiratorias sean más vulnerables.

- Lávate las manos a menudo e intenta no acercártelas a la boca, los ojos o la nariz, ya que puedes haber tocado algo que estuviera plagado de gérmenes.

- Las duchas con agua templada y caliente te pueden ayudar a acostumbrarte a los cambios de temperatura. ¿Gripe y resfriado pueden provocar complicaciones?

En los grupos de riesgo (enfermos, personas de edad avanzada, niños pequeños) hay una mayor predisposición a que la gripe desemboque en enfermedades más serias (como sinusitis, neumonía, bronquitis, infecciones de oído.

También a que empeore el pronóstico de otras patologías (asma, diabetes, insuficiencia cardíaca, fibrosis quística, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, etcétera), lo que incrementa el riesgo de fallecimiento. En cambio, el resfriado muy raramente causa problemas graves, que pueden consistir en infecciones como sinusitis, otitis, bronquitis agudas o también neumonías.

¿Cuál es la diferencia entre el resfriado y la gripe? Aunque tienden a confundirse, los síntomas de la gripe y el resfriado no son los mismos. Aprendamos a diferenciarlas:

GRIPE: - Aparece de forma inesperada y puede durar hasta dos semanas - Fiebre alta y escalofríos - Cansancio, debilidad y malestar - Dolor de cabeza, garganta, músculos y articulaciones - Pérdida de apetito, tos seca, estornudos y congestión nasal - En ocasiones, náuseas, vómitos, lagrimeo y dolor de oído - Problemas de respiración en las personas mayores - Otitis media, y trastornos intestinales en los niños.

RESFRIADO: - Suele desaparecer en una semana - Fiebre no muy alta - Tos y estornudos - Irritación y sequedad de garganta - Inflamación de las mucosas nasales (con moqueo o taponamiento nasal)

COMPLICACIONES: Acude al médico si: - En caso de gripe, tienes dificultades para respirar, dolor de garganta muy fuerte y/o tos con mucosidades. - En caso de resfriado, si dura más de 10 días o padeces una enfermedad respiratoria crónica.

¿Vacunarse es realmente eficaz? Si los virus que incluye la vacuna coinciden con los que circulan ese año (mutan cada temporada), proporciona una protección de entre el 70 y el 90% en personas sanas de menos de 65 años.

En ancianos y enfermos con patologías crónicas la prevención sólo alcanza entre un 30 y un 40% de los pacientes, pero aun así disminuye la intensidad de los síntomas y evita más de la mitad de las hospitalizaciones y el 80% de los fallecimientos. A estos datos hay que añadir los resultados de un estudio argentino según el cual esta vacuna también reduce la mortalidad y las hospitalizaciones por accidentes cardio y cerebrovasculares.

Esto se debe a que la gripe, en los casos graves, puede potenciar la inflamación de los vasos sanguíneos, lo que puede dar lugar a una obstrucción en las arterias y a que estas se rompan causando una trombosis.

En cuanto a los posibles efectos secundarios de la vacuna, esta puede causar, fundamentalmente en niños pequeños y personas que no se han vacunado nunca, un ligero dolor en la zona de la infección, fiebre o dolor de cabeza, articulaciones y músculos. Estos efectos no duran más de dos días.

¿En qué época se inicia la vacunación contra la gripe? El comienzo del otoño es el momento ideal, porque la protección comienza quince días después y puede cubrir prácticamente todo el periodo de circulación del virus (habitualmente entre noviembre y marzo).

¿Hay algún caso en que esté contraindicada? Esta vacuna no puede administrarse a niños menores de seis meses, personas alérgicas a alguno de sus componentes (como huevo o proteína del pollo) o que hayan sufrido una reacción alérgica tras serles suministrada esta vacuna con anterioridad.

Tampoco deben vacunarse todos aquellos que padezcan infecciones agudas o fiebre, y las embarazadas con menos de tres meses de gestación. ¿Existen medicamentos que las curen o prevengan?

Algunos fármacos -antitérmicos, analgésicos, antitusivos...- alivian los síntomas pero no sirven ni para proteger ni tampoco para curar la enfermedad. Los llamados antivirales o antigripales atacan la vía de entrada de los virus, pero se necesita siempre receta médica, y sólo son eficaces si se toman en las 48 horas siguientes al contagio.

En casos de gripe o resfriado no hay que tomar antibióticos, pues atacan a las bacterias, pero no a los virus. No tienen, pues, ninguna utilidad y tomarlos de forma indiscriminada, puede provocar que se vuelvan inútiles cuando realmente hacen falta. ¿Por qué hay personas que parecen estar siempre resfriadas?

Los virus hacen que disminuyan las defensas del organismo y favorecen la entrada de nuevos gérmenes, por lo que en ocasiones se tiene la impresión de que un catarro no acaba nunca, cuando en realidad se trata, de una nueva infección.

Por otro lado, las personas deprimidas están también más débiles físicamente, y esto hace que tiendan a resfriarse más y durante más tiempo. Frente a ello, diversos estudios indican que las personas felices y que ríen a menudo tienen una mejor capacidad defensiva ante las infecciones.

Para protegerte de ellas lo más recomendable es seguir una dieta equilibrada, descansar adecuadamente, practicar algún deporte y tratar de evitar las situaciones de estrés y tensión.

Fuente: Revista "Muy Saludable".

* * * * *

"Si podéis curar, curad; si no podéis curar, calmad, y si no podéis calmar, consolad". -Augusto Murri-

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar