La función básica de nuestro hogar es la de acogernos; un lugar donde regenerarnos, descansar y disfrutar; para poder recuperarnos del trabajo. Pero, también, debe estar pensado para que las actividades que realicemos en él nos resulten gratificantes.

Tu casa, en orden

Cada cosa en su sitio. Es interesante saber por qué, a veces, tenemos la sensación de que la casa se nos cae encima.

Una vivienda, de acuerdo con el Feng-Shui, permite que, al margen de metros cuadrados, encontremos la manera de aprovechar lo que tenemos, buscando que las habitaciones de dormir o de estar, la cocina o el comedor estén ubicados donde nos vamos a sentir mejor.

Según esto, el chi (la energía) de cada habitación debe estar de acuerdo con su función. El tipo de chi que posee cada estancia, depende de la influencia Ying o Yang que posean.

¿Cómo conseguir equilibrio?
Para que una habitación resulte acogedora, debe tener elementos ying, asociados a lo femenino. Para trabajar, debe tener yang, todo lo relacionado con lo masculino.

Lo bueno es lograr una combinación de ambos.

El salón, a la entrada
Las habitaciones de la parte frontal de la casa, reciben un chi más activo. Ahí deben estar el salón o el lugar de trabajo.

Si tenemos un dormitorio en esa zona, es posible que no podamos descansar bien.

Los dormitorios, detrás
Hay que llevar los dormitorios a la parte trasera de la vivienda. Un dormitorio pequeño es más acogedor, puesto que los grandes poseen más yang.

Es posible equilibrarlos con influencias ying, como colores oscuros, cojines, etc.

El despacho, con líneas rectas
Si este espacio se encuentra en la parte trasera del edificio, donde no llega el chi, puedes sentirte agotado.

Para neutralizarlo, hay que utilizar el yang con muebles de diseño lineal o estampados geométricos.

Elementos Ying
Agua, femenino, alfombra, colores obscuros, detrás, estampado, flexible, interior, motivos florales, negro, silencio, verde, iluminación, fresco/frío, obscuro, trasero, curvo, redondeado, pequeño, ornado, horizontal.

Elementos Yang
Fuego, masculino, espejo, colores claros, delante, liso, rígido, exterior, motivos geométricos, blanco, ruido, rojo, iluminación brillante, cálido/caliente, luminoso, frontal, recto, anguloso, grande, sencillo, vertical.

ARMONIA D ORIENCAMAOrienta tu cama y...
Si quieres conseguir cambios y mejoras en tu vida, asegúrate de que duermes con la cama orientada de la forma que más te favorece.

Su posición ejerce una gran influencia en la calidad del sueño y, en consecuencia, en cómo nos vamos a sentir a lo largo del día.

Cada orientación afecta de determinada manera, pero también es necesario tener en cuenta la relación con el resto de la habitación.

Según la medicina oriental, la mayor parte de la energía (el chi) entra en nosotros a través de la coronilla.

Ni qué decir tiene que, con la cantidad de tiempo que los humanos dedicamos a estar en la cama, es importante tenerlo en cuenta.

También es necesario saber que una orientación inadecuada puede ser la responsable de muchos trastornos.

A veces, es necesario probar hasta encontrar la ideal.

Paz en el Norte
Nos ayuda a sentirnos más amables, afectuosos y sensuales con los que nos rodean.

Pero ¡cuidado con la tranquilidad si eres joven!

Responsabilidad en el Noroeste
Esta energía es buena para quien ejerza el mando.

Ayuda a conseguir un sueño profundo. No es recomendable para alguien joven que tenga demasiada carga.

Decisión en el Noreste
Conseguirás aumentar tu capacidad de lucha. Si estás buscando una salida a tu vida, esta es una energía muy penetrante.

Pero atención, quizás no consigas el mejor de los sueños.

Iniciativa en el Este
El sol y la energía que trae es la de una vida por delante. Es buena para despertar el entusiasmo y comenzar nuevos proyectos. Resulta muy beneficiosa para los jóvenes.

Amor en el Oeste
Ofrece sueño reparador y satisfacción. Es una buena energía para el amor y las finanzas. No lo es para quienes no tengan su camino profesional claro.

Vida social en el Sur
Es una posición para sentirse más sociable y comunicativo. Transmite una energía estimulante que agudiza la mente.

No es recomendable para personas con estrés.

Creatividad en el Sureste
Transmite imaginación y beneficia las relaciones sociales y la comunicación.

Esta posición, esta relacionada con la fortuna y el crecimiento personal en el futuro.

Ideal para las personas que necesitan ideas, constancia y objetivos a largo plazo.

Comodidad en el Suroeste
Favorece las relaciones, la vida familiar en armonía y nos ayuda a sentirnos cómodos.

Esta energía es beneficiosa para lograr un buen descanso mientras se duerme y nos ayuda a tener sentido práctico y a tomar contacto con la realidad.

ORDENA Y ORDENARÁS TU VIDA
Es impresionante el cambio que podemos conseguir en nuestro estado de ánimo, con algo tan aparentemente sencillo como eliminar el desorden en casa o en el trabajo.

Pero lo que aún es más impresionante es comprobar cómo un nuevo orden nos puede mejorar la vida.

Para el Feng-Shui, que posee una sabiduría llena de sentido, resolver el desorden que nos rodea es el primer paso para lograr beneficios en nuestra vida: dinero, amor o atraer la fortuna que deseamos.

Si vivimos rodeados de un cierto caos es porque nuestra mente también se encuentra inmersa en él y así no hay manera de prosperar, o por lo menos nos va a resultar mucho más difícil y trabajoso.

Desatasca tu entorno
Aunque sólo tengas pequeñas zonas que no controlas, ¡a por ellas! No dejes que tu vida se llene de tapones que te impidan avanzar. Cualquiera que sea tu propósito, vas a necesitar la mejor de las energías a tu alrededor.

La energía (chi), que debe circular fácilmente por nuestra casa y nuestro lugar de trabajo, se estanca cuando los objetos se acumulan, ropa, papeles, etc.

Entonces se crean zonas donde los trastos crecen y crecen, de manera que cada vez es más complicado mantener el orden.

¿Por qué es más difícil eliminarlos de lo que parece? Pues porque no siempre somos conscientes de qué es lo que nos ha llevado a esa situación.

Es interesante preguntarse: ¿lo que guardo son recuerdos que me atan al pasado?

¿Y no sería mejor dejarlo atrás de una vez? ¿Es posible que tenga miedo al futuro y que por eso no lo dejo entrar, con la disculpa de que no hay sitio?

¡Cómo lo va a haber, si tengo la cabeza y la casa llena de 'trastos' que no utilizo!

¿A ti también te pasa?

Tal vez deberías pensar en poner orden en tu vida si sigues guardando los bolígrafos aunque no escriban, los lápices sin punta o los papeles y apuntes que no consultas desde hace siglos.

No consigues deshacerte de la ropa que ya no usas y se acumula en el armario; los botes con restos de crema y cosméticos rancios siguen ocupando espacio en las estanterías del cuarto de baño.

El coche parece una papelera con ruedas; la silla del dormitorio se ha convertido en un perchero permanente donde se acumula la ropa; en la entrada van quedando paraguas rotos.

Hay un montón de cosas estropeadas que guardas para reparar 'cuando puedas'; te regalan unas flores y se quedan ahí hasta que se pudren.

Tienes miles de regalos horribles que guardas por que te da pena tirarlos, no te decides a eliminar archivos del ordenador por si acaso...

¿Dónde debes tener cuidado?
El desván. En él y en la buhardilla solemos acumular la mayoría de los recuerdos relacionados con el pasado.

Una limpieza a fondo conseguirá que dejemos de mirar atrás y que sea más fácil encarar el futuro sin problemas.

¡Es absolutamente liberador!

El sótano
Si está desordenado y abarrotado de objetos viejos, puede significar que has dejado muchas cosas pendientes que te impiden avanzar.

No lo dudes, ¡ordénalo! La sensación de insatisfacción y de estar parado desaparecerá.

La entrada de tu casa o tu negocio. Es por donde entra la energía (chi).

También es la primera impresión que se recibe de ese lugar.

Si está llena de cajas, juguetes, bicis, significa que te costará batallar constantemente en el día a día y que las oportunidades llegarán difícilmente hasta ti.

Los pasillos. Es necesario que la energía (chi) fluya con facilidad, de lo contrario, podemos sentirnos incapaces para avanzar y progresar en la vida.

Evita, por lo tanto, acumular objetos en esta zona.
La puerta trasera. En las casas donde la hay tendemos a llenar esa zona de trastos.

Esa salida es beneficiosa para eliminar y limpiar la energía que ha recorrido nuestra casa o nuestro negocio. No debemos provocar un atasco, hay que liberar el paso.

ABRE TU CASA AL "FENG SHUI"
Si quieres un cambio en tu vida, necesitas mejorar en tu profesión, tu situación económica, vida familiar o estado de salud, sigue el "Feng Shui", un arte chino milenario.

Todo lo que nos rodea está vivo, dotado de una energía que nos afecta constantemente. Esa energía, que también poseemos cada uno de nosotros, se llama chi.

Para que en nuestra casa o trabajo circule correctamente, es importante tener una distribución adecuada de las puertas y las ventanas, de los diferentes cuartos y pasillos, así como de las luces, los muebles y los objetos.

Un chi excesivo produce estrés y su estancamiento puede agotar.

Para lograr la armonía, debemos utilizar cinco elementos: fuego, madera, agua, tierra y metal; su buena combinación nos dará un gran beneficio.

Fuego:
Este elemento se encuentra en la iluminación solar o eléctrica, en una chimenea o un televisor.

También, en los animales de compañía. Su forma es triangular o cónica y su color, el rojo.

Madera:
Tanto las plantas interiores como las exteriores representan este elemento.

Pueden ser artificiales, aunque a ser posible, siempre naturales; también pueden estar representadas en estampaciones sobre telas y cuadros.

La forma de este símbolo es vertical, y sus colores, los verdes y azules.

Tierra:
Este elemento se encuentra en el barro, la arcilla, la cerámica o la loza. También, en los cuadros y las fotos de campos o paisajes desérticos.

Su forma es rectangular o cuadrada y sus colores son terrosos y amarillos.

Metal:
Todos los metales y minerales, desde el acero inoxidable al cobre, el hierro o el oro forman este elemento.

También, las esculturas de metal o piedra. Su forma es circular u oval y sus colores, el blanco y los tonos pastel.

Agua:
Este elemento está en el agua en todas sus versiones: fuentes, ríos, estanques... También en los espejos, el vidrio o el cristal.

Sus formas son onduladas y asimétricas. Los colores, oscuros, como el azul, el gris y el negro.

Otras ayudas
Velas: su luz suave crea una atmósfera cálida y limpia las malas vibraciones. Dos velas juntas mejoran las relaciones o sirven para empezar una nueva.

Espejos: mantienen la energía en movimiento y la orientan.

No coloques uno frente a una puerta o una ventana, ni frente a otro espejo, y nunca delante de la cama o donde te reflejes en él desde ella; te impedirá descansar y dormir bien.

Flores frescas: aportan energía vivificante y renuevan la atmósfera; si sus colores son vivos, iluminan la habitación; si son tenues, crean un ambiente relajado.
No esperes a que se marchiten; tíralas en cuanto las veas mustias.

LEJOS DE LAS MALAS VIBRACIONES
El "Feng-Shui" tiene muy en cuenta los campos electromagnéticos y nos aconseja disminuir todo lo posible su influencia en nuestro entorno.

La contaminación electromagnética más perjudicial es la que se produce por exposición a las líneas de alta tensión. Puede llegar a afectar seriamente la salud y producir insomnio, irritabilidad, cansancio, apatía, migrañas o depresión.

Por eso, hay que evitar tener cerca de casa, de la oficina o del negocio esos elementos generadores de riesgo.

Pero hay otras fuentes que producen campos eléctricos que debemos controlar: las luces halógenas, los fluorescentes, los electrodomésticos, los equipos de música, los secadores de pelo...

La regla de oro es mantenerse alejado de estas emisiones.

Aparatos

Colócate, al menos, a tres metros de distancia cuando estés viendo la televisión.

Desenchufa los aparatos siempre que no los estés utilizando.

La televisión en el dormitorio puede alterar el sueño.

Aleja de la cama el despertador, el móvil mientras se carga, la radio...

Coloca la pantalla del ordenador lo más lejos posible.

Valora hasta qué punto puedes sustituir la manta eléctrica por una bolsa de agua caliente o la cocina eléctrica por otra de gas.

Luces
Como en todo, también debemos contemplar la parte positiva de la electricidad. La iluminación eléctrica nos trae energía a casa o al trabajo y puede utilizarse con sabiduría.

Las lámparas bajas con pantallas de color caramelo, tostado o salmón crean un ambiente íntimo.

Las de mesa proporcionan sensación de comodidad.
Los focos halógenos hacen brillar una estancia y resultan excitantes.

Las luces orientadas hacia arriba consiguen que los techos parezcan más altos.

Una luz dirigida a un objeto o a un cuadro lo transforma en protagonista.

Descarga tus voltios
Para mantener un equilibrio saludable y contrarrestar los efectos de la energía en nuestro cuerpo, hay varias cosas que puedes hacer:

Toma contacto con la tierra en su sentido más literal: golpea el suelo con los pies repetidamente.

Camina descalza por la hierba mojada o húmeda; eso elimina las sobrecargas.

Una buena ducha descarga el cuerpo de las tensiones acumuladas durante la jornada y nos hace sentir más dinámicas.

Un baño con sales absorbe la energía bloqueada en el organismo.

EL BENEFICIOSO PODER DE LAS PLANTAS
Las plantas son imprescindibles para aportar energía viva a nuestra casa.

Además, embellecen y refrescan de una forma natural, logrando un flujo continuo y adecuado de la energía (chi) y limpiando el aire que respiramos.

En la disciplina del Feng-Shui se emplean como paredes energéticas y ayudan a formar simetrías en espacios irregulares.

Purificadoras
Además, las plantas eliminan las emanaciones tóxicas de las habitaciones, que están sometidas a la contaminación de materiales plásticos y pinturas sintéticas, tan presentes en el mobiliario y en las paredes de nuestras casas.

Con su presencia, también absorben la contaminación y regeneran totalmente el ambiente.

Hay que tener en cuenta que el aire que respiramos en nuestra casa y en el lugar de trabajo es importantísimo.

Es un elemento que influye mucho en el estado de ánimo y en nuestro rendimiento diario. De este modo, se convierte en uno de los factores vitales para tener una salud perfecta.

Más prosperidad
El verde tiene propiedades relajantes. En el caso de las plantas, además, cumple una doble función: aportar vitalidad y conseguir armonía.

Por esta razón, si utilizamos los colores de las flores, podemos alegrar cualquier rincón de la casa. Las plantas son el mobiliario vivo de nuestra vivienda o lugar de trabajo y una magnífica forma de crear un paisaje agradable en cualquier lugar.

El crecimiento continuo de estas especies supone un símbolo de prosperidad y de estabilidad cuya contemplación nos gratifica enormemente.

Las más efectivas
Las llamadas plantas del dinero: las poinsetias, las cintas, el espatifilio, la palma enana...

Las de hojas duras y lanceoladas, como el aloe o la yuca, emiten una energía (chi) muy dinámica.

Un cactus cerca del ordenador disminuye sensiblemente los dolores de cabeza y el cansancio.

También consiguen efectos similares los potos y las plantas de hoja ancha.

¿Cómo deben ser los tiestos?

Dependiendo del material de que estén hechos, se puede conseguir mayor armonía.

El barro cocido se debe situar hacia el Sur.

La madera hay que colocarla orientada al Norte.

El hierro consigue beneficios en el Este.

¿Dónde debemos ponerlas?
Lo mejor es tener al menos dos plantas situadas en cada habitación.

Las hay que consiguen purificar y limpiar el aire de una zona de 10 metros cuadrados.

Según esta regla, calcula cuántas necesitarías para asegurarte la calidad del aire que respiras.

Si lo que buscas es serenidad o amortizar un ruido excesivo, las especies frondosas y repletas de hojas absorben las ondas sonoras.

Colocarlas en el dormitorio resulta muy beneficioso, en contra de lo que se cree popularmente.

El aire del cuarto donde pasamos más tiempo debe ser constantemente renovado por el poder energético y vital de las plantas.

Si sufres depresión o tienes apatía, llena tu casa de diferentes tipos de plantas; te ayudarán a superarla.

EL AROMA PUEDE CAMBIAR TU VIDA
Tan importante es perfumar nuestro cuerpo como nuestra casa.

¿Por qué, entonces, le dedicamos a esto último tan poca atención? La primera regla es no utilizar nunca la fragancia personal para la casa.

De lo contrario, corremos el riesgo de 'asfixiar' a los demás con nuestra presencia las 24 horas del día. Los diferentes aromas provocan reacciones corporales y cambios en nuestro estado de ánimo.

A través de su conocimiento podemos lograr una autentica terapia, que funciona tanto en casa como en el trabajo, para ayudarnos a relajar, estimular, armonizar y equilibrar el ambiente.

Una de las formas de eliminar el estancamiento del chi (energía) es utilizar las propiedades de los aromas en cuencos con pétalos, velas, incienso, quemadores, etc.

En el salón
Los nardos frescos tienen un aroma calmante que suaviza las emociones violentas, atrayendo la paz y el amor. Es difícil discutir si su fragancia está presente.

La bergamota y la naranja transmiten confianza.

Las rosas simbolizan el amor, la belleza y la paz. Propician que se abra el corazón.

Con el aroma de la canela daremos la mejor de las fiestas. Aporta energía y estimula las emociones.

Las gardenias frescas son ideales para relajarnos después de un día de trabajo agotador. Su aroma desprende una gran energía positiva en la habitación en la que se encuentran.

En el dormitorio
El cedro es útil cuando debes calmar los nervios.

El eucalipto tiene propiedades descongestionantes que lo hacen ideal para purificar el ambiente.

El ilang-ilang libera la tensión y la ansiedad acumuladas. Es un buen sedante.

El palo de rosa regula el sistema nervioso.

El narciso es el aroma que se asocia al amor.

En el trabajo
El benjuí estimula la mente y revitaliza el cuerpo.

El tomillo purifica el espíritu y nos da valor.

El limón elimina el cansancio mental.

El vetiver nos libra de energías negativas.

La madreselva atrae el dinero, según la sabiduría popular, y fortalece la mente.

Si quieres sentirte mejor...
El pino tiene propiedades curativas, además de una acción purificadora que estimula y vigoriza.

La albahaca fresca sumergida en un cuenco de agua eleva el espíritu.

Las lilas purifican. Su aroma se utilizaba para ahuyentar a los fantasmas.

Las hojas frescas de laurel se estrujaban en la antigua Grecia para mantener su aroma en el oráculo de Delfos y, así, despertar la conciencia.

El jengibre aporta una energía que transmite actividad y buenas vibraciones. También propicia la confianza en uno mismo.

LOS COLORES EQUILIBRAN LA VIDA
La influencia del color en el estado de ánimo está sobradamente probada.

El conocimiento de cómo nos afecta cada tono es, en el Feng-Shui, una herramienta de gran valor para armonizar nuestra casa y nuestro lugar de trabajo.

Se pueden provocar cambios positivos, crear un ambiente relajado o estimular la energía, simplemente utilizando de manera acertada los colores.

Éstos se corresponden con los cinco elementos esenciales: madera, fuego, metal, agua y tierra.

Si, por alguna razón, uno de ellos falta en nuestro entorno, podremos equilibrar el chi (energía) si aportamos un objeto del color que lo representa.

La utilización del tono adecuado también puede mejorar determinadas áreas de nuestra vida, porque cada uno se corresponde con determinadas cualidades.

Compensa los elementos
Sin predominios. Por regla general, el equilibrio de los cinco elementos y su presencia compensada tienen un efecto muy beneficioso.

Vivir en un lugar donde predomina excesivamente uno de ellos no es recomendable.

Efectos
Si todo es 'metal', 'fuego' o, simplemente, un entorno que carece de 'agua', nos puede llevar a un estado de ánimo o a una situación no deseable.

Elige los tonos adecuados
Siempre, a tu gusto. Hay que adecuar los colores al gusto personal de cada uno, teniendo en cuenta su inmensa gama de tonos.

Declina toda la gama. Se puede ir del rosa al rojo, hasta llegar a un burdeos profundo, si es el que más nos complace.

Eliminar todo exceso
En los muebles. Es importante considerar la intensidad del color utilizado.

No es lo mismo unos almohadones rojos sobre un sofá gris, que una puerta roja brillante en una habitación toda blanca.

En la ropa
Los colores intensos y vivos ayudan a estar más activo y enérgico. Por el contrario, los tonos pastel nos dan una apariencia más relajada y amable.

En su sabia mezcla encontraremos el equilibrio.

Correspondencias acertadas

Elemento: Agua
Colores: Azul, verde obscuro y negro.

Elemento: Tierra
Colores: Amarillos, ocres y tejas.

Elemento: Madera
Colores: Verdes y azules.

Elemento: Fuego
Colores: Rojos, azules, dorados, rosas y blanco.

Elemento: Metal
Colores: Blanco, tonos pastel, plata, grises, blancos y negros.

¿Qué cualidades potencian?

Verde: Confianza, entusiasmo y ambición.

Verde obscuro: Creatividad e imaginación.

Azul: Sensibilidad y constancia.

Negro: Intimidad y realismo.

Rojo y rosa: Amor.

Morado: Sociabilidad y emotividad.

Gris: Responsabilidad y autocontrol.

Cremas: Independencia y relajación.

Blanco: Mente despierta y comunicación.

Amarillo: Poder y atracción de oportunidades.

LA FUERZA POSITIVA DE LOS SONIDOS
Las vibraciones producidas por un sonido activan la energía (chi) que nos rodea y su influencia va más allá de lo que imaginamos.

Es verdad que el silencio favorece el descanso, pero el sonido de una campana puede despertar la buena suerte. Para el Feng-Shui, estos sonidos atraen la energía positiva y están relacionados con la fortuna y el dinero.

Por eso, recomienda incorporar a la casa diversos sonidos; y nos advierte de los muchos peligros de vivir bajo la contaminación sonora.

Lo mejor, las campanas
Hay sonidos que alteran nuestro sistema nervioso, como es el caso del tráfico, las obras, los electrodomésticos, el aire acondicionado, etc.

Pero también los hay que pueden curar. Es el caso de los sonidos melodiosos o los producidos por la naturaleza, que resultan altamente beneficiosos para nuestro desarrollo diario.

Métodos de curación
Para luchar contra los molestos sonidos contaminantes, podemos recurrir a colocar plantas, que absorben las vibraciones sonoras, o a desenchufar los aparatos eléctricos con vibración cuando no los utilicemos.

Tanto en casa como en el trabajo, hay que rodearse de sonidos agradables que nos hagan sentirnos bien. Una buena melodía puede ayudarnos a contrarrestar las malas ondas.

Podemos utilizar la música para limpiar el ambiente de una casa o de una habitación, después de una discusión o de una experiencia negativa.

Evidentemente, la música más adecuada es la que nos produce un mayor bienestar personal.

ARMONIA D AGUAEl sonido del agua
Su movimiento continuo genera armonía, buena salud, fortuna, éxito y prosperidad.

Para los chinos tiene un poder sagrado.

En el caso del Feng-Shui, su fuerza expulsa el chi (energía) negativo del lugar.

Puedes colocar una pequeña fuente en la entrada de la casa, con el agua fluyendo hacia dentro, puesto que produce iones que mejoran el ambiente.

Movibles sonoros
Pueden ser de tubos metálicos, de madera, etc. Sirven para atraer la energía positiva, por eso se suelen colgar a la entrada de los negocios y de la casa.

En los negocios, suelen colocarse encima de la caja del dinero, para atraer la buena fortuna. En el Feng-Shui se asegura que este tipo de objetos ayuda a reducir el estrés y la apatía.

Cortinas de cuentas
Se las considera puertas, porque, en parte, esa es su función.

Se suelen colocar para establecer espacios diferentes o para proteger la entrada. Como suenan al atravesarla, nos avisan de los intrusos.

Son elementos protectores, que activan el chi beneficioso y aportan propiedades de color y luz.

El repicar de las campanas
Están relacionadas con la prosperidad y el dinero, por un lado, y con el mundo espiritual, por otro.

Su sonido expulsa a los fantasmas, pero en algunas religiones se utilizan como alarma para avisar de las dificultades.

También están asociadas a la protección y a la buena suerte. Se cuelgan para atraer la energía positiva.

Por: María Eugenia Fernández de Castro

Fuente:
http://www.mhmujer.com
* * * * *

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar