¡Sí! La filosofía está otra vez de moda...

Aniversarios: Día Mundial de la Filosofía, en noviembre, por la UNESCO.

"Conócete a ti mismo, y

conocerás el Universo" (Sócrates).

Si usted pensaba que la Filosofía había pasado de moda, le contamos que la UNESCO, Organización de las Naciones Unidas para la Educación, las Ciencias y la Cultura, declaró en el año 2002 el “Día Mundial de la Filosofía”.

Con éxito en resultados y atribuido al natalicio del filosofo griego Sócrates, se ha llevado la celebración estos tres años anteriores.

Pero, ¿para qué sirve la Filosofía?

Muchos creen hoy en día que filosofar consiste en hacer una serie de especulaciones que nunca concluyen en nada, o que la filosofía es una materia aburrida y meramente teórica.

"Muchas personas sufren el impacto de un deficiente curso de filosofía del colegio o la universidad y con justa razón, pero no porque sea aburrido o difícil, sino porque no han sabido mostrarnos el sentido práctico de las enseñanzas”, menciona la filósofa Beatriz Díez Canseco, Presidenta de la Organización Internacional Nueva Acrópolis.

Sócrates vuelve
La vieja sentencia "Conócete a ti mismo" que con tanto afán repetía el filósofo griego Sócrates, parece hacerse nuevamente imprescindible para que el ser humano pueda realizarse de manera plena en la vida.

La Organización Cultural Internacional Nueva Acrópolis, invita a comprobar cómo la filosofía sí puede ponerse en acción y darnos muchas pautas para vivir mejor.

En el mundo, la Organización Cultural Internacional Nueva Acrópolis organiza simultáneamente en sus 54 sedes nacionales actividades de ingreso libre para conmemorar el Día mundial de la Filosofía, se espera la participación de miles de personas alrededor del mundo.

Para informarse sobre estas actividades, sugerimos revisar la Web www.acropolis.org

Para mayor información, llamar al teléfono: 680.263.894 ó en las Web:

http://www.gandia.nueva-acropolis.es
http://www.nueva-acropolis.es/gandia

Las distintas naturalezas humanas
"Nunca te compares a nadie, pues la perfección absoluta de cada ser radica únicamente en su comparación consigo mismo".
(Helena P. Blavatsky)

¿Iguales o diferentes?
La igualdad está en nuestros espíritus, en la meta hacia la que nos encaminamos, en las enseñanzas que compartimos, en los espacios en los que trabajamos.

Y tantas cosas más, similares a estas citadas.

Confiamos en que estas igualdades esenciales favorezcan la sana convivencia y puedan limar las asperezas que surgen de las naturales diferencias, que no se pueden obviar ni ocultar.

¿Es que somos desiguales en algo?
Sí, en muchas cosas, sin que esto deba interpretarse como una ofensa.

Somos desiguales en sexos, en edades, en educación recibida, en factores personales de desarrollo, en gustos, en la forma de expresarnos, en ritmos de trabajo... y en docenas de puntos más en los que no podemos establecer similitudes por el solo hecho de imponerlas.

Sabemos que estas diferencias no afectan al espíritu esencial, pero sí lo hacen con la personalidad, y por desgracia solemos trabajar diariamente mucho más con la personalidad que con el espíritu, es decir, con las diferencias y no con las igualdades.

Hay que entender que, fuera de los valores esenciales, los humanos somos diferentes y esas diferencias merecen una atención, una comprensión, para poder llegar por fin a un respeto.

¿Podemos trabajar en equipo?
La dificultad para trabajar en equipo es un rasgo de egoísmo.

Y el egoísmo es una traba decisiva para el propio trabajo interno.

El que no sabe convivir con otros, tampoco sabe vivir consigo mismo. Lo que no consigue entre los demás, tampoco lo conseguirá para sí.

¿Criticar a los demás o dar ejemplo?
Cuidémonos de los que exigen ejemplos pero no los dan: son los mismos que jamás usan lo que venden ni aplican lo que enseñan; en otras palabras, son engañadores.

Cuidémonos de los críticos permanentes porque no son buenos para obras de largo alcance, ni para construir el futuro; sólo valen para socavar lo que otros hacen.

Cuidémonos, más bien, de dar buenos ejemplos y no nos preocupemos tanto por los que ofrecen los demás.

El débil y el fuerte
Sólo los débiles se amparan en las diferencias; se hacen fuertes en ellas, pues no tienen otro método para afirmar su personalidad.

El fuerte, el que se siente firme en sus convicciones y humilde en su andar por el sendero, no pierde ni una migaja de seguridad por acercarse a todos y compartir algo con todos, pues todos tenemos algo que dar y algo que recibir.

Por: Delia Steinberg Guzmán.
Extraído del libro “Filosofía para vivir”. Editorial N.A.

Nueva Acrópolis: Orígenes
Desde su creación en 1957, la Asociación Cultural Nueva Acrópolis se ha preocupado por los jóvenes, y su mejor formación filosófica, adaptada a la época actual, todo ello en un marco independiente y ajeno a cualquier influencia religiosa, política o socio-económica.

El profesor Jorge Ángel Livraga Rizzi, iniciador del proyecto, agrupó jóvenes universitarios y estudiantes, a los que pronto se unieron personalidades del mundo artístico y cultural, en torno a una idea y un movimiento enriquecedor del espíritu y que puede ilusionar a todos.

Nueva Acrópolis es reconocida como una Fundación de utilidad pública en Argentina, desde comienzos de la década de los setenta, gracias a sus acciones sociales y culturales.

En este período adquiere dimensión internacional.

Hoy, la Asociación Cultural Nueva Acrópolis está presente en más de cincuenta países y reúne más de 10.000 miembros activos y cientos de miles de simpatizantes, que se expresan en más de quince idiomas y representan una amplia gama de confesiones, orígenes étnicos y herencias culturales en un esplendoroso ejemplo de convivencia y comprensión.

Desde 1991, y tras la muerte del fundador de Nueva Acrópolis, profesor Jorge Ángel Livraga Rizzi, fue elegida Directora Internacional Delia Steinberg Guzmán.

En marzo de 2005 fue nombrada Presidenta Internacional Adjunta de Nueva Acrópolis Beatriz Díez Canseco.

Nueva Acrópolis: Propósitos
La masificación de la sociedad afecta la expresión de las inquietudes humanas. La gente necesita manifestar sus aspiraciones.

Esta exigencia justifica la presencia de Nueva Acrópolis en la sociedad.

Para el profesor Livraga, el ritmo acelerado de nuestras ciudades, la falta de contacto con la Naturaleza, la artificialidad de nuestras relaciones y comunicaciones, las metas efímeras y utilitarias, aletargan el alma humana.

De ahí su empeño, a través de Nueva Acrópolis, de extraer al hombre de su sopor y ponerlo en movimiento, de modo que cada cual pueda manifestar auténticamente su sentir interior.

La situación actual confirma su visión de entonces, ya que hoy, más que nunca, es necesario plasmar estos propósitos.

El Hombre auténtico
Es el que sabe atribuir la justa medida a lo esencial y a lo efímero, discernir lo verdadero de lo falso y reunir armónicamente la vivencia interior y la vida exterior.

Renovación del hombre
El despertar del hombre auténtico lo proyecta a una nueva creatividad, a una seguridad, una fuerza interior y dominio de sí mismo y lo adapta a las dificultades y oportunidades de su existencia.

Renovación cultural
Hay que pasar de una cultura conformista y cambiante según las modas, a una aplicación dinámica y con visión de futuro de los valores esenciales de la filosofía, las ciencias y las artes.

Carta Fundacional
I. Reunir a los Hombres y Mujeres de todas las creencias, razas y condiciones sociales en torno a un ideal de fraternidad universal.

II. Despertar una visión global mediante el estudio comparado de las Filosofías, las Ciencias, las Religiones y las Artes.

III. Desarrollar las capacidades del individuo para que pueda integrarse en la Naturaleza y vivir según las características de su propia personalidad.

Nueva Acrópolis plantea principios de unión inspirados en formas de pensamiento tales como el Pitagorismo, el Neo-platonismo, la Teosofía, etc., que propiciaron en su época auténticos avances en la civilización.

I. Fraternidad entre todos los Hombres
Unión más allá de las diferencias. Respeto por las diversas identidades y tradiciones, sintiéndose a la vez ciudadano del mundo.

II. Convivencia entre las culturas
La práctica de la tolerancia, a través de una cultura integral, permite relacionar todos los campos de la creatividad y del pensamiento.

Esta integración hace compatible y complementario lo que en principio parece opuesto.

Armoniza personas, ideas y sentimientos nuevos y diferentes, en un conjunto social más rico y más abierto.

III. Desarrollo de la capacidad del individuo
El ser humano está integrado en la Naturaleza. Tiene un potencial que él mismo desconoce.

Sus posibilidades de desarrollo son casi infinitas.

La finalidad de Nueva Acrópolis se desenvuelve a través de una Organización Cultural Internacional implantada en cuatro continentes, en diversos campos de actividades culturales y sociales.

Está integrada por personas de todas las edades, razas, niveles sociales y procedencias.

La adscripción de los socios a la asociación es libre y voluntaria.

Su participación en la vida de la asociación se adapta a las circunstancias personales, familiares y profesionales de cada uno.

Nueva Acrópolis: Acciones
¿Por qué acciones culturales? La cultura tiene un gran poder de transformación cuando se convierte en un elemento vivo.

Nos da un mayor conocimiento y alternativas para decidir adecuadamente. Desde hace más de 10.000 años, la Humanidad nos ha legado una importante herencia.

Si la adaptamos y la vitalizamos, podremos beneficiarnos con sus experiencias.

La auténtica cultura da lugar al florecimiento de verdaderos valores interiores como el orden, la justicia, la verdad, la igualdad, el honor, la libertad entre otros, que acercan a los individuos.

El hombre asumió su condición humana cuando fue capaz de observar las cosas más allá de las apariencias, imaginar, comparar y crear símbolos.

La cultura genera nuevas aportaciones sociales, morales, filosóficas y espirituales, frente a la crisis de identidad que vive el individuo de nuestro siglo y prepara a las jóvenes generaciones para construir consciente y eficazmente lo que deberá ser el siglo XXI.

La cultura permite que la tolerancia y la solidaridad unan a los hombres.

Campos de actividad
La cultura no se puede vivir ni transmitir sin una educación integral que active las dimensiones del individuo en beneficio del conjunto.

Las diversas actividades que realiza Nueva Acrópolis tienen como común denominador ejercer una misión educativa, a través de una pedagogía del ejemplo, "el único lenguaje universal que comprenden todos los hombres", como lo ha expresado el profesor Livraga.

A. Escuela de Filosofía a la manera clásica
Para vivir el presente con proyección de futuro, Nueva Acrópolis da a la Filosofía un sentido clásico: práctico y activo y no solamente intelectual o contemplativo.

Vivir lo que se aprende y aprender de lo que se vive.

El programa de estudios de esta Escuela de Filosofía abarca los más importantes sistemas de pensamiento de Oriente y Occidente, con sus propuestas prácticas, para que el ser humano canalice su potencial de manera eficaz.

Aplica los valores humanos esenciales y las cualidades atemporales que han sido soporte de todas las civilizaciones.

Esta Filosofía activa desarrolla la capacidad para gobernarse a sí mismo, pacificar el espíritu y actuar conforme a lo que nuestra razón y conciencia pueden captar de la armonía del mundo.

Concilia sentimiento, pensamiento y acción. Enseña a pensar por uno mismo y a decidir libremente.

La práctica de la filosofía abarca todo el espectro de la existencia, sirve para dar un sentido a la vida y no sólo dejarse llevar por ella.

B. Equipos de aplicación práctica
Aprender a través de la práctica: sólo la experiencia como vivencia produce cambios profundos.

Actuar en la sociedad conciliando la vida individual y colectiva. Compartir con los demás.

Creación de grupos masculinos y femeninos: Fuerzas Vivas al servicio de la sociedad y del mundo circundante.

C. Espíritu de participación en acciones comunes
Reunir hombres y mujeres de buena voluntad para actuar juntos al servicio del bien común, es decir más allá de los intereses particulares.

Nueva Acrópolis: Organización
Asociación Cultural Internacional sin fines de lucro

Nueva Acrópolis reúne en una Organización Internacional, con sede en Bruselas (O.I.N.A.), a las asociaciones de los diferentes países que se adhieren a su Carta Fundacional y a sus principios de acción.

La Organización Internacional Nueva Acrópolis está reconocida como asociación internacional por el Real Decreto del 12 de febrero 1990, n.3/12-941/S, según la ley del 25/10/19 del Reino de Bélgica.

Está inscrita en el Registro Internacional de Asociaciones (ver Moniteur n.48 del 9 de marzo 1990, página 4489).

Su estructura asociativa garantiza el respecto a la diversidad, la autonomía y la iniciativa de cada uno de sus integrantes.

Su funcionamiento permite que su acción se desarrolle con total independencia de intereses políticos, religiosos o financieros.

Une esfuerzos, aporta condiciones concretas de desarrollo interior y exterior y estimula la iniciativa ciudadana hacia la responsabilidad cívica y el voluntariado social.

Cada asociación miembro es responsable ante las autoridades de su propio país y acata la reglamentación internacional en materia de asociaciones.

Actualmente la organización está presente en 54 países: en 35 a través de asociaciones miembros, y en 19 a través de representantes.

Funcionamiento
De acuerdo con sus Estatutos, la Junta Directiva de la Asociación Internacional está integrada por un representante de cada una de las Asociaciones federadas.

De entre sus miembros más cualificados son elegidos los integrantes del Consejo Ejecutivo Internacional, que se encarga de coordinar y realizar los contactos necesarios, para llevar a término los acuerdos que se establecen en cada reunión anual de la Asamblea.

Desde 1992, la presidencia de la Organización Internacional está a cargo de Delia Steinberg Guzmán.

Financiación

La Asociación Internacional administra un presupuesto mínimo, destinado a cubrir los gastos administrativos básicos de funcionamiento.

Cada país aporta a este presupuesto una cuota proporcional y gestiona de manera autónoma sus propios recursos, según la legislación vigente.

En el año 2006 este presupuesto no excedió los 20.000 $.

Fuente:
http://www.nueva-acropolis.es/gandia/quienes4.asp
* * * * *
"Todos los hombres pueden caer en un error; pero sólo los necios perseveran en él".
(Marco Tulio Cicerón)

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar